La alemana confirma su gran estado de forma con su quinta final de la temporada en el Hengqin Life WTA Elite Trophy Zhuhai
WTA Staff
November 4, 2017

ZHUHAI, China -- La confianza que desprende la raqueta de Julia Goerges la ha convertido en una de las rivales más peligrosas del circuito a estas alturas de la temporada. Y es que la alemana está encarando el final del curso en un gran estado de forma que ha confirmado en el Hengqin Life WTA Elite Trophy Zhuhai, después de superar a Anastasija Sevastova por 6-3, 6-3 en una hora y 11 minutos para colarse en su quinta final de la temporada.

Si bien el pasado mes de octubre la No. 18 del mundo volvía a celebrar un título en Moscú, seis años después de su última corona en Stuttgart 2011, este domingo tendrá la oportunidad de sumar un nuevo trofeo a su palmarés. Goerges añade su final en Zhuhai a las que ya ha encarado esta campaña en el Mallorca Open, precisamente ante Sevastova, Bucarest, Washington y Moscú.

La alemana de 28 años, que había sido la última en sacar su billete para semifinales en el Grupo Azalea, fue la primera en poner pie en la final. Además lo hace sin haber cedido un solo set en la fase de grupos (Round Robin) frente a Magdalena Rybarikova y Kristina Mladenovic, además de Sevastova, con quien se veía por segunda vez las caras este curso tras la final sobre la hierba del Mallorca Open el pasado mes de junio. 

Goerges apenas dio tiempo a Sevastova a asentarse en la pista. En el primer juego del encuentro amenazó el servicio de la letona hasta en dos ocasiones, para acabar rompiendo el saque desde el inicio y tomar una ventaja de 2-0. Con un 70% de puntos ganados con su saque y sin conceder una sola oportunidad de quiebre en primer set, la germana mantuvo su listón de agresividad en el resto.

No obstante, en los dos juegos siguientes que Sevastova puso la pelota en juego con su saque, Goerges dejó escapar hasta cinco break points. Hasta que en el noveno juego terminó por concretar su octava oportunidad en el set (2/8) para cerrar 6-3.

En el segundo set, la cabeza de serie No. 7 repitió el mismo guion inicial en la manga. En su primera oportunidad para romper el servicio de Sevastova, no dudó en despegarse en el marcador por un parcial de 3-0. Goerges elevó aún más su nivel de acierto con el saque, ganando el 86% de los puntos que puso en juego con este golpe. 

Cualquier intento de la letona por entrar en el partido era imposible ante la alemana que no mostró debilidades desde el fondo, conectando un ganador tras otro desde ambos lados de la pista. Por si fuera poco, con el saque también estuvo impecable sin ceder una opción de break. De esta manera, el quiebre del segundo juego fue suficiente para cerrar el partido de su lado por un nuevo 6-3.