La estadounidense Madison Keys se recuperó de un break en contra en el último set para superar a la cabeza de serie No.4, Elina Svitolina, en un emocionante partido de cuarta ronda.
WTA Staff
September 5, 2017

NUEVA YORK, NY, EE.UU. - Tres estadounidenses ya habían reservado sus puestos en los cuartos de final del US Open de 2017. El lunes por la noche, Madison Keys hizo que fuesen cuatro.

En una brillante batalla entre dos jugadoras de 22 años de edad, fue la cabeza de serie No.15 Keys quien triunfó, superando la cabeza de serie No.4 Elina Svitolina de Ucrania, 7-6 (2), 1-6, 6-4, en exactamente dos horas de juego. Keys ahora disputará el primer cuartos de final del US Open de su carrera.

"Significa todo para mí hacer los cuartos de final", dijo Keys durante su conferencia de prensa después del partido. "Fue un comienzo del año muy duro para mí, ya sabes, estoy muy orgullosa de mí misma por luchar duro y ganar esta noche".

"Definitivamente es algo más que una victoria", continuó Keys. "Tan a menudo un partido como el de hoy podría haber ido muy rápido para mí, y podría haber perdido ese tercer set bastante fácil, salir y estar muy decepcionada. Así que el hecho de que luché profundamente y me di cuenta de las cosas, ya sabes, el acabar con una victoria significa mucho para mí. Más que eso, sólo demuestra lo mucho que puedo luchar".

Svitolina estaba buscando el puesto número uno del mundo después de este evento, pero está eliminada de la contienda después de esta derrota. Keys, por otro lado, se une a Venus Williams, Sloane Stephens y CoCo Vandeweghe en cuartos de final - y ninguna de ellas se enfrentarán.

"Creo que muestra lo duro que hemos estado trabajando", concluyó Keys. "Estoy muy contenta de que ninguna de nosotras juegue entre nosotras en los cuartos de final, así que sí, creo que si hay algunos partidos entre americanas en el resto del torneo, creo que eso dice cosas muy buenas sobre el tenis femenino".

El primer set empezó con ambas jugadoras buscando oportunidades en los servicios de su oponente: hubo cuatro breaks en los primeros siete juegos. Svitolina tuvo más oportunidades en el 4-4 para ganar un break de ventaja, pero dos pelotas de break cayeron en el camino cuando la ucraniana golpeó un error de revés en la primera, y Keys golpeó una ace en la segunda.

El set se fue a un tiebreak, donde la americana fue completamente dominante. Cuatro ganadores consecutivos, dos de los cuales salieron del fuerte de golpe de derecha de Keys, dieron el pistoletazo de salida al tiebreak, y en cuestión de segundos, liderando por 4-0.

Un abrumador ganador de servicio le dio a Keys cuatro pelotas de set en el 6-2, y aprovechó la primera cuando Svitolina bateó un resto a la red. Keys fue la clara agresora en el primer set, con 19 ganadores y 23 errores no forzados, pero los ganadores en el tiebreak le dieron el primer set.

Tan impresionante como Keys fue en el tiebreak, Svitolina lo fue aún más a través de la totalidad del segundo set. La No. 4 del mundo rompió para 2-0 después de una ráfaga de errores no forzados de Keys, y en el medio del set, Svitolina estuvo pletórica en su resto, golpeando un ganador de revés en el servicio de Keys para romper para el 4-0.

Un ace dio a Svitolina una ventaja de 5-0 en el set, y aunque Keys finalmente ganó un juego con un ace, una volea en pelota de set para Svitolina anudó el partido a un set cada una. Svitolina estaba utilizando su velocidad para golpear tiros excepcionales de varios puntos de la pista, y casi igualó a los poderosos ganadores de Keys en el set de 24 minutos.

Los dos primeros juegos del set decisivo, que contó con enormes intercambios y las dos sacadoras salvando pelotas de breaks, fueron un presagio de lo que vendría a continuación. Keys comenzó a moverse hacia adelante tanto como le fue posible, con la esperanza de sofocar el impulso de Svitolina del segundo set acabando puntos a la red.

Al principio, esto parecía ser una mala estrategia, ya que Svitolina estaba encontrando pases y ángulos exitosos, y consiguió el primer break del set para  liderar 3-2. Pero el porcentaje de primer servicio de la de Ucrania estaba bajando, y la velocidad de su segundo saque estaba empezando a caer, lo que le dio a Keys más confianza en sus restos de servicio.

"Definitivamente me sentí como si golpeara una pared al principio del segundo set", dijo Keys. Una vez que me rompí en el tercero, seguí diciéndome a mí mismas, sólo trato averiguar que hacer, solo entra tantas bolas como puedas".

La fuerza creciente de los restos de la americana obligó a Svitolina a presionar más, y sus errores no forzados se hicieron más frecuentes. Un juego de servicio desordenado en 4-3, puntuado por un resto ganador de Keys para romper para  4-4, frustró a la cabeza de serie No.4 y  fue un punto de inflexión irrevocable hacia el partido deslizándose fuera de su alcance.

A estas alturas, Keys había encontrado su gama en ambos lados, y aparecieron más ganadores. Después de que Keys aguantara con facilidad para el 5-4, el restos más fuertes de la estadounidense fueron demasiado para Svitolina, cuyo primer saque la había abandonado por completo. Un ganador de revés en pelota de partido completó la racha de cuatro juegos de Keys para ganar el set y el partido tras haber empezado con desventaja.

"Pasé de estar abajo 5-0 en el segundo set a sólo devolver un montón de pelotas y ser dura", dijo Keys. "Estoy muy contenta de cómo cerré el partido hoy".

Keys jugará contra la jugadora estonia de la previa Kaia Kanepi en los cuartos de final, y bromeó que tal vez otro partido de noche sería perfecto. -Quiero decir, ¿por qué no? dijo a la prensa. "Cambiemos todo el torneo. Empecemos a las 10 de la noche todas las noches, claro que ya estoy en ese horario, podríamos dejarlo así”.

“Tengo miedo de jugar bajo el sol -dijo Keys-, porque no lo he hecho en dos semanas.

Topics: 
us open