La asesina gigante Veronika Kudermetova derrocó a la campeona de 2017 Anett Kontaveit en la primera ronda del Libéma Open, la segunda victoria ante una Top 30 de la rusa en torneos de la WTA.
WTA Staff
June 12, 2018

S-HERTOGENBOSCH, Holanda - Jugando apenas su segundo cuadro principal en la WTA, la jugadora de la previa Veronika Kudermetova causó una conmoción en la segunda jornada del Libéma Open, derrotando a la cabeza de serie No. 4 Anett Kontaveit por 6-4, 7-6 (4) en la primera ronda.

Por segunda edición consecutiva, la ganadora de 's-Hertogenbosch del año anterior perdió su primer partido: el año pasado, CoCo Vandeweghe, ganadora en 2016, cayó por 6-7 (3), 6-3, 7-5 ante Carina Witthoeft. Y a pesar de que Kudermetova es una nueva cara en el Tour, la jugadora de 21 años ya está ganando una reputación como asesina gigante: ahora ha derrotado a un oponente Top 30 en la primera ronda las dos veces que ha superado la fase previa después de vencer a Carla Suárez Navarro en Stuttgart este abril. De hecho, esta es la segunda victoria de la rusa en tantas reuniones sobre Kontaveit, después de haberla derrotado en la primera ronda del evento de 25,000$ de la ITF de Moscú en 2015 por un marcador de 6-3, 6-2 también.

Kontaveit, posicionada en el ranking más alto de su carrera en el No.24 tras una brillante temporada de tierra en la que la estonia logró semifinales en Stuttgart y Roma antes de derrotar a Petra Kvitova para llegar a la cuarta ronda de Roland Garros, parecía estar perfectamente preparada para traducir su juego de poder para hierba. Pero fue la No.170 cuyo propio servicio en auge hizo clic hoy cuando Kudermetova disparó nueve aces contra los seis de Kontaveit.

Un primer set igualmente disputado vio a la rusa defenderse de puntos de break en una pelea temprana sobre el servicio - y luego mantener su saque cómodamente, mientras arrebataba su primera oportunidad con el servicio de Kontaveit en el noveno juego. El mismo patrón se mantuvo en el segundo set, pero esta vez, cuando Kudermetova no pudo aprovechar tres pelotas de partido mientras intentaba ganar la mejor carrera, hubo un final bastante más dramático.

Cuando Kontaveit, después de haber recortado para 5-5 con algunos golpes grandes y restos, evitó cuatro puntos de break para avanzar 6-5, parecía como si el impulso se hubiera trasladado a la de 22 años de edad. Pero Kudermetova, imperturbable, se concentró y, aprovechando algunos de sus mejores servicios bajo presión, pasó por 11 de los siguientes 15 puntos, sellando el partido con un ganador del servicio. La próxima apuesta de la jugadora de  Rusia será llegar a cuartos de final de por primera vez contra Belinda Bencic o la lucky loser Tereza Martincova.