Garbiñe Muguruza habló sobre su decisión de agregar a la campeona de Wimbledon de 1994, Conchita Martínez, a su equipo antes del Qatar Total Open.
WTA Staff
February 12, 2018

DOHA, QATAR – La No. 4 del mundo Garbiñe Muguruza está lista para volver a la acción esta semana en Qatar Total Open y está entusiasmada con su nueva incorporación, anunciando esta semana que la campeona de 1994 Wimbledon Conchita Martínez se uniría a su equipo para los siguientes torneos de pista dura.

"Es una experiencia un poco nueva para mí", dijo Muguruza a la prensa antes del Qatar Total Open, que ha comenzado hoy lunes. "Conchita y yo, nos conocemos desde que era pequeña y siempre ha estado un poco a la sombra, ya sabes, ayudándome aquí y allá. Y, por supuesto, todos nos vieron a mí y a ella en Wimbledon y tuvimos el mejor éxito posible".

Martínez, quien llegó a la clasificación más alta de su carrera en el No.2 en 1995 y terminó su carrera con 33 títulos WTA, sirvió como capitana de la Fed Cup desde 2013 hasta el otoño del año pasado. Cuando el veterano entrenador de Muguruza, Sam Sumyk, no pudo asistir a Wimbledon el verano pasado, Martínez intervino para ayudar a guiar a la joven de 24 años a su primer título de Wimbledon y su segundo título de Grand Slam.

"Siempre me llevé muy bien con ella y pensé que sería una buena idea tenerla en los próximos dos torneos, en Miami. Solo para compartir más y tener esta nueva experiencia. Estaba buscando esta experiencia. Continúa como mi principal entrenador, pero creo que va a ser interesante".

"Creo que es una persona muy tranquila. Y tiene mucha experiencia. No es fácil de encontrar y tampoco es fácil estar en este difícil entorno competitivo y llevarse bien con alguien muy bueno. Siento que tengo un equipo increíble y creo que tengo uno de los mejores entrenadores de la gira, que es Sam. Y ahora [tengo] también algo de experiencia que me va a ayudar, 'la mente Conchita'. Así que sí, creo que es bueno"

Muguruza buscará encaminar su temporada 2018 en Doha, después de un comienzo frustrante de la temporada en Australia. Muguruza se vio obligada a retirarse de su primer partido de la temporada en Brisbane debido a calambres, pero fue capaz de olvidarse de eso para obtener su primera victoria de 2018 en Sydney, derrotando a Kiki Bertens en dos sets. Después de una salida decepcionante de la segunda ronda del Abierto de Australia en las manos astutas de la eventual cuartofinalista Hsieh Su-Wei, Muguruza se negó a dejar que el polvo se acumulase en su raquetero. Golpear pelotas de tenis por unas horas era la única terapia que necesitaba.

"Volví a Suiza, y de hecho fui bastante rápida [de vuelta] a la pista", dijo Muguruza. "Hice mucho tenis, en realidad. Quería olvidar un poco cómo fue la primera parte de la temporada, y sentí [quería] solo pasar horas en la pista. Tuve mucho entrenamiento y preparación”.

Muguruza tiene un bye en la segunda ronda y jugará contra Ons Jabeur o una jugadora de la previa. La española, que tiene un registro de 2-3 en la temporada hasta el momento, está buscando algo de tracción en Oriente Medio. Su mejor resultado en Doha llegó en 2016 donde alcanzó los cuartos de final.