Shelby Rogers superó a Daria Gavrilova, cabeza de serie número 25, en tres extenuantes sets, estableciendo el récord para el partido femenino más largo de individuales en la historia de US Open.
WTA Staff
September 1, 2017

NEW YORK, NY, EE.UU- Shelby Rogers superó a Daria Gavrilova, cabeza de serie número 25, en tres extenuantes sets el jueves, estableciendo el récord para el partido femenino de individuales más largo registrado en la historia de US Open.

Su maratoniano encuentro registrado en tres horas y 33 minutos, con Rogers venciendo a la australiana por 7-6 (6), 4-6, 7-6 (5).

El récord anterior fue de 3 horas y 23 minutos, cuando Johanna Konta derrotó a Garbine Muguruza en la segunda ronda de 2015, 7-6 (4), 6-7 (4), 6-2.

"No sentí como si fuera el partido más largo de la historia, pero está empezando a notarse un poco ahora
Daria Gavrilova

"Justo antes de ir al vestuario, mi entrenador me lo dijo", dijo Rogers en su conferencia de prensa después del partido. "Yo estaba como, 'Oh, eso es genial, casualmente establecer records hoy.'

"Habíamos estado luchando ahí. Intentas quedarte en el momento. No me sentía como si fuera el partido más largo de la historia, pero está empezando a notarse un poco ahora. ¡Va a doler!

Shelby Rogers, Daria Gavrilova (Getty Images)
Sheby Rogers- Daria Gavrilova

En el increíble set final de 90 minutos, Gavrilova, nueva incorporación del Top 20, salvó cuatro pelotas de partido en su saque en 5-4, camino hacia el tiebreak final. La campeona del Connecticut Open de la semana pasada no pudo salvar una quinta, aunque Rogers triunfó en un tiebreak que vio siete de los 12 puntos en contra del saque.

Para Gavrilova, que estaba a sólo dos puntos de la victoria, pero llegó corto, la noticia de haber hecho un record es agridulce.

"No sé cuáles son mis emociones ahora mismo, quiero decir, he jugado más de tres horas y media sin nada".
Daria Gavrilova

"No sé cuáles son mis emociones ahora", dijo Gavrilova en su conferencia de prensa posterior al partido. Quiero decir, he jugado más de tres horas y media para nada.

 

"No me sentía tan bien como probablemente podría estarlo hoy, pero me quedé allí, así que es bastante bueno. Al final, si ganase, podría estar orgullosa de mis esfuerzos".

Rogers, cuartofinalista del Abierto de Francia 2016, avanza a la tercera ronda del US Open por segundo año consecutivo y jugará ahora con ante la cabeza de serie número 4, Elina Svitolina.