La ex No. 25 del mundo Timea Babos está trabajando para salir de una crisis de individuales con la ayuda del nuevo entrenador Michael Joyce, entrenador de mucho tiempo de Maria Sharapova, y luchó a través de un duro partido de tres sets para avanzar en la fase previa del US Open.
WTA Staff
August 21, 2019

NUEVA YORK, NY, EE. UU. - Timea Babos ha estado en la cima del tenis femenino tanto en individuales como en dobles, y lo que hace que el regreso a la fase previa del US Open desde 2011 sea un desafío mental único para la ex No. 25 del mundo.

GALERÍA: Disparadas en la clasificación: Kuznetsova se lanza al Top 100 después de Cincy

"No estoy acostumbrada", admitió después de una victoria por 6-1, 4-6, 6-3 sobre Kurumi Nara. "Realmente espero que este sea mi último gran torneo en el que tenga que jugar la fase previa".

Babos apunta a una octava participación consecutiva en el cuadro principal del US Open, ya que no ha jugadoAbierto de Estados Unidos, ya que no ha jugado la fase previa  en Flushing Meadows desde 2011. Clasificada en el puesto número 3 del mundo en dobles después de ganar Roland Garros con su amiga de la infancia Kristina Mladenovic, Babos se vio obligada a jugar la fase previa de un Grand Slam por primera vez desde el Abierto de Australia 2012 en Wimbledon, donde cayó en la primera ronda contra la finalista de 2013 Sabine Lisicki.

"¡Estoy acostumbrada a eso, con cuadros difíciles!" ella se rió el martes por la noche. "Sin embargo, estoy muy feliz. Kurumi y yo hemos estado en los niveles más altos. Ha tenido buenos resultados las últimas dos semanas, venciendo a buenas jugadoras en el Abierto de Francia y empujando a Serena en un partido difícil".

Babos dominó a Nara, una ex No. 32 del mundo, en el primer set antes de perder el servicio al final del segundo set y quedarse atrás por un break en el tercero. A medida que las frustraciones de la húngara se dispararon, ella tuvo una fuerza tranquilizadora en el nuevo entrenador Michael Joyce, tranquilizándola desde su lado.

"Nos conocemos desde hace mucho tiempo, desde que tenía 15 o 16 años. Jugué dobles con una de sus ex jugadoras, Jessica Pegula, quien se convirtió en una gran jugadora. Después de que dejó de trabajar con Eugenie Bouchard, contacté él, y ha funcionado muy bien. Comenzamos después del Abierto de Francia, y he tenido excelentes resultados desde entonces. Realmente disfruto el trabajo juntos".

Timea Babos, Michael Joyce

Babos exclamó que había comenzado a ganar tres veces más partidos desde que trabajó con Joyce, una ex profesional de ATP que trabajó con personalidades como Maria Sharapova, Victoria Azarenka y Johanna Konta, y de hecho, ha vuelto desde el No .148 del mundo, su clasificación más baja desde 2012, y está cerca de un regreso al Top 100.

"No tengo puntos que defender, más o menos hasta el Abierto de Australia. Estoy muy cerca de volver al Top 100. Ese no es mi objetivo, pero definitivamente estoy en el camino correcto".

En su mejor momento, puede golpear muy fuerte la pelota, como lo hizo en 2016, empujando a Simona Halep a tres sets en la tercera ronda. Mientras avanzaba hacia la línea de meta, Nara, más orientada a la defensa, se quedó sin respuestas mientras golpeaba una serie de grandes saques para cerrar el partido en menos de dos horas.

La joven de 26 años enfrentará una oposición similar en la próxima ronda, mientras la ex española Top 60 Lara Arruabarrena le espera, pero Babos espera establecerse en la ciudad de Nueva York después de una exitosa semana en Vancouver, donde llegó a las semifinales de un evento de la ITF Pro Circuit.

"Realmente es mi primer día completo en Nueva York, y no fue fácil adaptarme, pero siempre he jugado mi mejor tenis aquí. Tuve algunas grandes victorias y algunos excelentes resultados en individuales. Estoy feliz de estar atrás. Tengo algunos amigos aquí, y obviamente todavía no he podido hacer ninguna compra, así que todavía tengo un par de cosas que hacer".