La serie editorial el Club de las 100 rinde homenaje a las nuevas jugadoras que hicieron su debut en las Top 100 en 2018. En una entrevista exclusiva con wtatennis.com, Tamara Zidansek habla sobre la superación de las lesiones para atacar en la WTA este año, y por qué el estilo de vida itinerante se adapta a ella.
WTA Staff
July 28, 2018

Algunas jugadoras están en el radar de los fans del tenis antes de convertirse en jugadoras de la WTA a tiempo completo, mientras que otros se acercan sigilosamente al Top 100 casi sin ser notadas.

Tamara Zidansek es una de las últimas: cuando rompió esa barrera a comienzos de junio al ganar el  título en WTA 125K en Bol, la tranquila eslovena solo había jugado en un cuadro principal de la WTA.

Eso cambió esta semana, por supuesto, cuando Zidansek eliminó a la favorita Daria Kasatkina en la Moscow River Cup, su primera victoria Top 20 y avanzando a su primer cuartos de final WTA, y lo respaldó con otra victoria sobre Laura Siegemund el viernes para avanzar a las semifinales.

El ascenso de la joven de 20 años dista mucho de ser el arquetipo de veterana del Circuito Profesional de la ITF, y ha estado en la sombra durante años y mejorando gradualmente. Por el contrario, Zidansek - una ex Top 20 junior - ha sido una máquina ganadora en los torneos de la ITF desde que ganó el título en su segundo evento profesional a la edad de 16 años, un torneo de 10.000$ en casa en Velenje en 2014.

Quince títulos más de la ITF seguirían en los próximos tres años, con frecuencia implicando rachas ganadoras fuertes... pero también sufrió lesiones inoportunas, la rodilla, el talón, cada vez que Zidansek parecía preparada para el gran momento.

Este año, sin embargo, esas lesiones han estado bajo control y, en consecuencia, ella ha realizado su movimiento meteórico tardío, disparando desde el No.205 del mundo en marzo a su actual número 90 del mundo.

Y la novena jugadora eslovena  en la historia en romper en el Top 100 no se está desacelerando. En una entrevista exclusiva con wtatennis.com, Zidansek habla acerca de ser una niña deportista en una familia intelectual, por qué le encanta estar en el camino y por qué tardó en entrar en las redes sociales.

Tamara Zidansek - Moscow 2018 - Moscow River Cup

1. Creció en una casa de intelectuales en un país apasionado por los deportes que no era el tenis.

Algunas jugadoras son empujadas al tenis a la edad más temprana posible; Zidansek cayó en ello accidentalmente, contra viento y marea. Su madre es juez y su padre es maestro de escuela, y la joven Tamara fue alentada inicialmente a buscar pasatiempos bastante diferentes.

"Mi madre me dice una y otra vez que me puso instrumentos en la mano para tocar música, pero siempre iba y cogía una pelota y jugaba con ella", recuerda.

Incluso entonces, la pasión de Eslovenia por los deportes de invierno significaba que la energía atlética de Zidansek se canalizaba inicialmente en otros lugares.

"Al principio esquié y practiqué snowboard", dice. "En el verano, el club de snowboard tenía clases de tenis, así que las hice. Supongo que me gustó, así que hice un poco más".

Durante unos años, Zidansek dividió su tiempo libre entre el tenis, el snowboard y el atletismo, pero cuando decidió centrarse en uno solo a la edad de 12 años, fue sorprendentemente fácil.

No era porque fuera mejor en ninguno de ellos, después de todo, señala con orgullo que fue una de las tres campeonas nacionales de snowboard para su edad en este momento, "y nunca había ganado el campeonato nacional de ¡tenis!"

No, fue porque Zidansek quería perseguir al sol.

"Antes que nada, tenía mucho frío. Ese era uno de mis principales problemas con el snowboard. Siempre tenía frío, siempre".

2. Ella sería una fan de viajar, incluso si no fuese parte de su trabajo.

El gabinete de trofeos de Zidansek podría funcionar como su diario de viaje: ha ganado títulos en cinco de los seis continentes habitados, con victorias que abarcan Georgia, India, Chile, Australia y Brasil.

Solo queda Norteamérica para completar el conjunto.

"Creo que debes amar viajar en este negocio, pero realmente me encanta", dice con entusiasmo. "La gente da por sentado a veces que puedes viajar por el mundo, pero creo que no deberías hacerlo, porque es realmente un privilegio ver todos los lugares. Ver el paisaje y probar la comida, y obviamente puedes conocer gente y experimentar diferentes culturas".

Zidansek todavía tiene recuerdos vívidos de uno de sus primeros viajes al extranjero, a Nueva York en 2014 para el US Open junior.

"Esa fue mi primera vez en Estados Unidos, y recuerdo que solo quería ver todo. La Estatua de la Libertad, el Empire State, Central Park, todo".

Cuatro años después, sin embargo, es la cultura latina lo que tiene su corazón.

"Me encanta Sudamérica y España, tienen una influencia similar", dice. "Son realmente relajados, divertidos, felices. Me encantan".

Sin embargo, cuando está en casa, Zidansek está contenta de ser una chica de pueblo pequeño. Nacida en Postojna, una ciudad famosa por su red de cuevas espectaculares, ahora vive en Slovenske Konjice, con una población de 4.000 habitantes.

"Está a una hora de nuestra capital, Liubliana, y hay una gran estación de esquí, Rogla, a 30 minutos, y está cerca de la autopista", dice Zidansek.

3. Ella describe su estilo de juego como 'integral'.

Al mirar a Zidansek, se destacan varios aspectos de su juego, entre los que destaca un golpe de derecha que, a veces, parece que nunca se perderá, incluso mientras maniobra a su oponente de esquina a esquina con él.

"Llamaría a mi juego completo", dice ella. "Me gusta jugar todo tipo de golpes. Me encanta subir a la red. Me encanta mezclar mucho con cortado. Me gusta pensar en mí misma como una que se mueve bien y una buena atacante. Así que sí, hay todo ahí”.

Es un juego que se ha perfeccionado en tierra: "En Eslovenia no tenemos pistas duras, así que toda mi vida he estado practicando en tierra batida", pero Zidansek está entusiasmada con los desafíos que presentan otras superficies.

"Realmente me gusta la hierba", dice ella. "Cuando era la primera vez que jugaba en ella, no sabía qué esperar, este año, lo sabía. Es una superficie tan específica y pueden pasar muchas cosas".

Lo siguiente, pistas duras.

"Recientemente comencé a entrenar duro", admite Zidansek. "¡Pero me gusta mucho!"

4. No puede explicar sus rachas ganadoras, pero mirar hacia adelante es más importante de todos modos.

En el verano de 2015, Zidansek ganó 31 de 33 partidos; una racha de 13 partidos siguió el próximo verano, y ella terminó 2016 ganando otros 14 en el camino.

Este año, irrumpió en el WTA Tour clasificándose y llegando a la segunda ronda en Rabat, la culminación de otras 14 victorias consecutivas y 28 victorias en 30 partidos entre febrero y abril.

"Cuando sucede, una no piensa en ello, simplemente sucede", dice ella.

"Sabes, vas de un torneo a otro, tratando de hacer tu mejor esfuerzo, obviamente para ganar cada partido. Ahora que lo recuerdo, recuerdo cuando sucedió por primera vez, los periodistas vinieron a mí y me dijeron: 'Eso es una increíble racha la que tienes ' Yo estaba como, 'Sí, pero siempre se trata de seguir y avanzar', ya sabes. Así que espero que haya más por venir. Todavía estoy abriéndome paso, así que voy a torneos más duros, así que de nuevo - tengo que probarme a mí misma allí".

5. Su tiempo apartada por las lesiones la ayudaron a aprender a escuchar su cuerpo y a adquirir una nueva habilidad.

"En 2016, tuve mi primera lesión, mi rodilla izquierda", recuerda Zidansek. "Estuve fuera por dos o tres meses y realmente no sabíamos qué estaba mal, nadie podía decir. Creo que necesitaba descansar".

Ella no lo pensó mucho en ese momento, pero otro tema un año más tarde obligó a reconsiderarlo.

"Durante el verano [en 2017], tuve mi segunda lesión. Tuve un problema con el talón de Aquiles izquierdo. Entonces comencé a pensar, mi equipo comenzó a pensar, no es tan normal lesionarse tanto. Y de nuevo nadie podía decir qué está realmente mal, era solo una especie de inflamación. Así que reiniciamos y comenzamos a encontrar ejercicios que ayudan a todo mi cuerpo a equilibrarse para que ese tipo de lesiones no vuelvan a ocurrir".

Hasta ahora, ha sido exitoso: ninguno de los problemas ha vuelto a aparecer, aunque Zidansek tiene que asegurarse de que se apegue a su rutina de prevención diaria.

Y consiguió una cosa durante el tiempo que estuvo apartada.

"En el primer período sin jugar, ¡me saqué mi permiso de conducir!" ella ríe. "De lo contrario no hubiera sido posible, así que creo que todo lo malo es bueno para algo".

6. Bol siempre ocupará un lugar especial en su corazón, pero también sobresale otro partido sobre una futura estrella.

Clasificada No.122 con solo una victoria de la WTA a su nombre, Zidansek fue una forastera no cabeza de serie en el Bol 125K en junio.

Sin embargo, se abrió paso entre cuatro jugadoras actuales o anteriores del Top 100: Ajla Tomljanovic, Alexandra Cadantu, Anna Karolina Schmiedlova y, en la final, Magda Linette, para capturar su título más grande hasta la fecha.

Incluso ahora, no puede dejar de sonreír cuando lo piensa.

"¿El secreto para ganarlo? Bueno, no hay ningún secreto. Es solo el resultado de largos y largos años de entreno, y finalmente se juntó n un torneo, y estoy muy feliz por eso. La primera vez que fui [a Bol] fue para el torneo Futures en 2015. Me sentí increíble, me siento increíble ahora, y la próxima vez que vaya allí, sé que me voy a sentir muy bien allí".

Más atrás, hay otro partido que es particularmente memorable para Zidansek.

"Definitivamente recuerdo mi encuentro con Jelena Ostapenko, antes de convertirse en campeona de Roland Garros y todo", dice. "Jugamos en juniors, fue en el European Junior Championships 2014 [en Klosters, Suiza]. Acababa de ganar el Wimbledon junior y jugamos dos semanas después".

Zidansek ganó 6-1, 7-6 (4), y la pareja no se ha visto desde entonces, pero la eslovena está ansioso por volver a jugar contra a Ostapenko.

Preguntas rápidas para Tamara Zidansek:

¿Quién está en tu equipo?

"Tengo un entrenador, su nombre es Zoran Krajnc. Hemos trabajado juntos durante mucho tiempo, creo que han pasado ocho años, así que nos conocemos muy bien. Hemos llegado lejos, pero estamos buscando ir más allá. Y tengo un gerente, Marjan Cuk, que también es un entrenador de tenis. Y hay un entrenador más en nuestro equipo, tenemos tres jugadores, así que somos como un equipo y trabajamos juntos. Tengo un masajista y un preparador físico, y todos están trabajando muy duro para hacerme una mejor jugadora".

¿Qué te gusta hacer para relajarte?

"No hay mucho tiempo libre, pero cuando lo tengo, salgo, voy a visitar a mis amigos, a mi abuela, y veo series de televisión. Tengo muchos favoritos. Definitivamente, los amigos son uno de ellos. También veo Riverdale, Supernatural y mucho más."

¿Cuál es tú plataforma de redes sociales favorita?

"Recientemente abrí mi Instagram nuevamente. Tenía Facebook y solía tener Instagram, pero en realidad no lo estaba usando. Pasaría mucho tiempo sin usarlo. Por eso lo eliminé. . Pero ahora he recibido muchas preguntas como esta, así que dije 'ya sabes qué, intentémoslo de nuevo' ".