NUEVA YORK, NY, EE. UU. - La cabeza de serie número 15 Bianca Andreescu de Canadá logró una emocionante victoria por remontada el miércoles por la noche, superando a la cabeza de serie número 25 Elise Mertens de Bélgica, 3-6, 6-2, 6-3, para alcanzar su primera semifinal de Grand Slam en su debut en el cuadro principal del US Open.

"Ha sido mucho trabajo duro", dijo Andreescu en su conferencia de prensa posterior al partido. "Sin embargo, la pasión siempre está ahí. Incluso en los momentos difíciles trato de mantenerme lo más optimista posible".

En el primer encuentro entre las combatientes, la joven de 19 años de Ontario luchó contra una Mertens enérgica en poco más de dos horas de juego, convirtiéndose en la primera adolescente en llegar a la semifinales en un evento de Grand Slam del año desde que Caroline Wozniacki a los 19 años de edad avanzó a la final de la edición de 2009.

"Creo que cualquiera se sorprendería de estar en las semifinales de un Grand Slam, porque todas soñamos con este momento desde que somos niñas, desde que cogimos una raqueta", señaló Andreescu. "Definitivamente creo que he luchado muy duro para llegar a este punto, así que creo que merezco estar aquí y espero poder llegar hasta el final".

Continúa la dura carrera hacia la élite del tenis femenino para Andreescu, que comenzó el año fuera del Top 100 antes de ganar títulos prestigiosos en Indian Wells y Toronto para irrumpir en el Top 15. Andreescu está en una racha ganadora de 11 partidos en total, saliendo de ganar el título en su país en la Rogers Cup el mes pasado.

"Si alguien me dijera que iba a estar en las semifinales del US Open hace un año, diría 'estás loco'", dijo Andreescu.

La adolescente canadiense en rápido ascenso terminó el partido con 40 ganadores, superando en número sus 33 errores no forzados. A pesar de solo ir 4 por 16 en puntos de break, Andreescu aun pudo superar a Mertens, quien solo pudo romper el servicio dos veces. La belga tuvo una precisión exacta en los golpes de fondo en el primer set, pero terminó el choque con 27 errores no forzados, en comparación con solo 22 ganadores.

Andreescu corrió por la  pista en el primer juego para obtener los primeros errores de Mertens, ganando dos puntos de break, per la belga se mantuvo fresca y se preparó para defenderse de esas oportunidades antes de eliminar un grupo de buenos servicios para cerrar un juego de servicio.

La jugada acertada de Mertens dio su frutos cuando registró un ganador de revés a la línea para ganar dos puntos de break propios en 2-1, luego disparó un revés directo a los pies de una Andreescu que corría a la red para forzar un error en la red y reclamar el primer break del  servicio del partido.

Andreescu estaba en una situación desesperada al servir también 4-1, cuando tuvo que convocar a un feroz trabajo de derecha para borrar tres puntos de rotura para colocarse 4-2. Pero Mertens no se inmutó por las oportunidades perdidas, y los golpes de fondo de la belga golpearon pequeños objetivos con precisión. Sirviendo para el set en 5-3, la belga disparó un ace para mantener el servicio en blanco y la ventaja de un set.

Andreescu, sin embargo, encontró su ritmo en el segundo set. Las jugadoras intercambiaron breaks temprano y Mertens utilizó el juego en toda la pista para evitar dos puntos de torua y aguantar 2-2 con un ganador de derecha a la línea. La canadiense, sin embargo, usó ese mismo golpe para alcanzar una ventaja de 3-2, luego rompió el set con un break en blanco, puntuado con un golpe de fuego para forzar un error.

El golpe de derecha de Andreescu hizo clic al final del segundo set, cuando golpeó dos ganadores de ese ala en el camino a un mantener su saque para el 5-2. La canadiense cerró el set con otro break por si acaso, disparando un ganador de derecha final, este cruzado, para dejar el partido en igualdad de condiciones.

Las jugadoras coincidieron con  diez errores no forzados en el segundo set, pero Andreescu superó a Mertens por 14 a cuatro. Eso estuvo muy lejos del primer set, donde Mertens tuvo 12 ganadores por nueve errores no forzados, y los 11 ganadores de Andreescu fueron anulados por 14 errores.

"Me dije a mí misma que siguiera luchando y espero poder cambiar las cosas básicamente", dijo Andreescu, explicando su mentalidad que cambió el partido después de perder el primer partido. "Traté de mantenerme más agresiva que el primer set, y sentí que también me faltaba mucho en el primer set".

"Vi que a [Mertens] le estaba molestando mucho mi revés, así que traté de ir más abajo en la línea con mi revés para que ella pueda volver a mi derecha, para que pueda usar mi derecha, porque me gusta mi derecha". Andreescu continuó, con una sonrisa. "Ejecutó algunas buenas tácticas en el primer set. Solo me dije que siguiera luchando y que no me diera por vencida. Eso fue lo principal".

Andreescu logró pasar el tercer set completo sin enfrentarse a un punto de break, mientras que los juegos de servicio de Mertens se habían vuelto mucho más complicados, pero la belga continuó manteniéndose equilibrada, evitando los primeros seis puntos de rotura de Andreescu del decisivo.

Pero la canadiense ganó el número siete de la suerte, rompiendo un monstruoso servicio de revés que Mertens tocó con su raqueta, atrapando la red y dándole a Andreescu el primer y decisivo break del set para liderar 5-3. En el siguiente juego, Andreescu golpeó un ganador de revés final para concluir la victoria y completar la alineación de semifinales de individuales.

Andreescu ahora se enfrentará a la por primera vez semifinalista de Grand Slam y cabeza de serie número 13 Belinda Bencic de Suiza en los últimos cuatro, con la ganadora para disputar su primera final de Grand Slam. Bencic reservó su lugar en las semifinales el miércoles temprano con una victoria directa sobre la cabeza de serie No. 23 Donna Vekic de Croacia. Será el primer encuentro entre Andreescu y Bencic.

"He entrenado con [Bencic] una vez, en realidad en Toronto", dijo Andreescu. "Descubrí que ella toma la pelota muy temprano. Le gusta ser muy agresiva. Tiene un muy buen servicio. También se mueve bastante bien. Así que haré todo lo posible para concentrarme en mí misma principalmente y seguir haciendo lo que estoy haciendo, porque creo que mi juego está despistando a muchas jugadoras".

"En este punto, creo que cualquiera puede ganar el torneo", dijo Andreescu. "Las otras semifinalistas son atletas increíbles, tenistas. Así que sé que no será fácil mañana, y si gano mañana, también en la final. Así que voy a aprovechar este momento ahora".