CINCINNATI, EE. UU. - Svetlana Kuznetsova acredita una nueva perspectiva, un retorno a la simplicidad y una mejor madurez por su fuerte regreso a la gira después de una larga batalla con lesiones en la muñeca y la rodilla. Ahora clasificada como No.154, la dos veces campeona de Grand Slam y ex No.2 del mundo, regresó a las pistas duras de América del Norte la semana pasada en Toronto, solo su tercer evento desde principios de mayo.

Después de obtener su visado a ultimísima hora, Kuznetsova pisó la pista en Toronto y obtuvo dos victorias sólidas, incluida una victoria directa sobre Donna Vekic, antes de perder ante Simona Halep. Esta semana, después de derrotar a Anastasija Sevastova, Dayana Yastremska y Sloane Stephens en el Western & Southern Open, la rusa de 34 años ahora está en su primer cuartos de final de pista dura desde que ganó el Citi Open 2018.

"Estoy muy feliz", dijo Kuznetsova. "No esperaba jugar tan bien tan rápido".

"Antes de este viaje, estaba esperando mi visado. Estuve esperando tres semanas entrenando en casa. Tenía un programa que [el entrenador] Carlos Martínez me dio. Estaba tratando de seguir el programa. Es una experiencia realmente diferente para mí porque siempre tuve un entrenador y ahora cambia.

"Tienes que madurar, tienes que asumir esta responsabilidad. Otras jugadoras, y tal vez yo, pagarían lo que sea para que alguien venga y lo haga. Pero creo que el tenis me hace madurar y me hace hacer cosas diferentes y me hace mejor".

"No se trata solo del resultado, sino de cómo soy y cómo empiezo a asumir la responsabilidad. También lo siento en la pista".

Han sido 12 meses difíciles para Kuznetsova, quien se vio obligada a omitir el inicio de la temporada debido a una lesión en la muñeca, y luego tuvo una lesión en la rodilla antes de comenzar su temporada en tierra batida en abril. Continuaría compilando un récord de 5-7 durante la temporada de tierra  y hierba.

"He estado cambiando entrenadores, he estado luchando con iferentes cosas fuera de la pista", dijo Kuznetsova. "No pude arreglar todo durante mucho tiempo. Tuve algunas lesiones. Tuve diferentes problemas, muchos problemas".

"Así que ahora, finalmente, parece que estoy realmente en mi lugar. Estoy realmente feliz de entrenar y estar en la pista".

"Escuché en la pista, ¿ahora qué es? ¿2019? Así que me convertí en profesional en el 2000. Así que básicamente jugué tanto como mi edad cuando gané el US Open. Durante estos 19 años, tantas cosas han estado sucediendo y no puedes permanecer todo el tiempo 100% profesional.

"Así que ahora tengo 34 años, y a veces no tengo tantas ganas de viajar y estar lejos de casa.

"Tengo problemas con los entrenadores. Tengo problemas con mi vida personal. Tengo problemas. Luego tuve problemas con el visado. Nada ha sido fácil".

- Svetlana Kuznetsova

Según Kuznetsova, solicitó su visado estadounidense y canadiense en febrero, pero el 25 de julio, los visados no habían sido emitidos. En una publicación de Instagram, Kuznetsova explicó a los fans que no podría defender su título en el Citi Open debido a problemas con el visado.

"Mi situación era que no había estado jugando, y había estado entrenando y quería jugar un swing completo", dijo Kuznetsova. "Si no voy a los Estados Unidos, ¿qué debo hacer? Mi clasificación será superior a 200. No juego hasta el final de la temporada. Jugar solo en China no tiene ningún sentido. O se detiene tu carrera.

"Así que había muchas cosas en juego. Pero estaba fuera de mi control".

Kuznetsova finalmente obtuvo su visado aprobado el martes antes de Toronto y tomó el próximo vuelo a Canadá.

"Nada ha sido fácil", dijo Kuznetsova. "Entonces no pude obtener wildcards para muchos torneos y no pude entrar. Todo esto te distrae y no pude encontrar un camino para mí.

"Así que me tomé un tiempo. He hecho cambios en muchas cosas y en la forma en que veo la vida. Todo esto me cambió y estoy aquí dispuesta a jugar".

Cuando comenzó su preparación para las pistas duras de América del Norte, Kuznetsova se reunió con el ex entrenador Carlos Martínez, quien actualmente entrena a Daria Kasatkina. Después de discutir cosas con Kuznetsova y Kasatkina, Martínez le ofreció asistencia a Kuznetsova a través de otros entrenadores de su academia, mientras trabajaba con Kuznetsova cuando podía.

"Cuando le pregunté a Carlos si podía ayudarme, estaba empezando a trabajar con Dasha", dijo Kuznetsova. "Dije, mira, no quiero interrumpir. Entiendo que Dasha lo necesita, porque tiene un futuro profesional muy largo y tiene un gran potencial".

"Entonces él dijo: Trataré de ayudarte. Te daré mis entrenadores, lo que funciona para mí. No necesito a Carlos 24/7 en este momento y estoy más que feliz de lo que hace por mí ahora.

"Hablé con Dasha. Le dije: Mira, puedo ofrecerte mi ayuda en caso de que necesites algo. Tengo un poco de experiencia en el circuito, y puedo ayudarte con las cosas y agradezco si pudiéramos compartir a Carlos las veces que no lo usas.

"Parece estar bien [con eso]. Aprecio eso".

"Estoy volviendo a los antecedentes españoles, que creo que [es donde] pertenezco y mi juego pertenece".

- Svetlana Kuznetsova

"Estoy volviendo a los antecedentes españoles, que creo que [es donde] pertenezco y mi juego pertenece. No importa cuánto prefiera ir a Rusia y quiera vivir allí y entrenar allí, pero aun así tienes que trabajar de esta manera".

No es ningún secreto que Kuznetsova es una de las jugadoras más respetadas y queridas en el juego y el apoyo ha salido de debajo de las piedras mientras planeaba su regreso.

"Un día estoy sentada en Moscú y no tengo a nadie con quien entrenar", dijo Kuznetsova. "Quedan tres días y no estoy segura de si voy a obtener un visado para Canadá o no, y Mikhail Youzhny me llamó y me dijo que quería jugar. Así que vino a jugar conmigo durante dos días. Me ayudó mucho mucho".

Cuando se le preguntó cuáles son sus objetivos cuando volviese a la pista, Kuznetsova dijo que se trataba de simplicidad.

"Para ganar partidos", dijo. "Solo para disfrutar. Y si disfruto, ni siquiera es el objetivo ganar partidos. Es solo disfrutar y jugar mi juego, buscar mi juego. Eso es todo. Eso es bastante simple".

"He pasado por algunas cosas que me hicieron ver y valorar las cosas de manera diferente y ahora me siento más madura en la pista. El próximo año será mi vigésimo aniversario como profesional, así que será mejor que sea madura", dijo con una risa.

Campeona en 2004, Kuznetsova está en el cuadro principal del US Open, y dada la forma que actuó en Toronto y cómo lo está haciendo en Cincinnati, parece preparada para ser una de las jugadoras no cabezas de serie  más peligrosas del cuadro.

"Necesito tener suerte con el sorteo", dijo Kuznetsova. "El año pasado tuve Venus en el US Open, Muguruza en el Abierto de Francia. Un sorteo un poco mejor ayudaría, pero estoy lista".

"Estoy jugando bien, así que estoy feliz. Se suponía que debía jugar en el Bronx y dije que estaba bien, tengo suficientes partidos. Estoy feliz y quiero trabajar en las cosas. Todavía veo cosas para mejorar y estoy genial.

"Es agradable mantener las cosas simples".