BRISBANE, Australia - La campeona del Abierto de Francia Ashleigh Barty dijo que está decidida a continuar cosechando éxitos tras su triunfo en junio en Roland Garros.

La número 1 del mundo de la WTA logró su primer título de Grand Slam en París al derrotar a Marketa Vondrousova, 6-3, 6-1, la cumbre de un verano notable en el que ha ascendido a la cima del ranking, llegando a octavos de final de Wimbledon y ganando el título en Birmingham.

Le invitaron a una recepción de héroe en Brisbane, donde fue recibida por la Premier Annastacia Palaszczuk, así como a un grupo de aspirantes a profesionales del tenis.

"Tengo más ganas y más y más hambre que nunca para tratar de mejorar. Todavía hay tantas jugadoras a las que quiero ganar", dijo antes de prometer que volverá en enero para jugar el torneo como parte de sus preparativos del Abierto de Australia.

"Estoy muy emocionada de volver aquí y jugar en 2020; estaré en mi propia cama, jugando en casa, y no puedo esperar a un gran número de público y ver muchos niños aquí".

Mientras tanto, ella admitió que ya ha superado sus expectativas para el año.

"Ha sido el viaje más increíble para nosotros y para mi equipo; sucedió muy rápidamente", dijo la jugadora de 23 años. "Teníamos planes y metas para este año para tratar de alcanzar ese Top 10 y ese fue el siguiente nivel para mí y luego poder llegar al número uno del mundo tan rápidamente ha sido increíble".

"Trabajamos muy duro por ello y disfrutamos cada minuto y ahora el reto para nosotros es seguir mejorando y tratar de permanecer allí todo el tiempo que podamos".

Antes de su búsqueda por el título del US Open, se ha comprometido a mantener los pies firmes en el suelo.

"Las pequeñas cosas cambian, pero la forma en que vivo mi vida no ha cambiado en absoluto", dijo.

"Sigo siendo exactamente la misma persona. Solo tengo un número diferente al lado de mi nombre.

"He disfrutado cada minuto y ahora solo tengo que salir y quedarme n el circuito norteamericano".

Barty irá a Nueva York con el objetivo de alcanzar la segunda semana, habiendo hecho la cuarta ronda por primera vez en 2018.