Garbiñe Muguruza, dos veces campeona de Grand Slam, se lanzó a Twitter el martes para anunciar que ya no trabajará con el entrenador Sam Sumyk.

"Pocas palabras para anunciar el final de un viaje extraordinario", escribió en Twitter. "Dos Grand Slams y el No. 1 del mundo. Más que agradecida por los últimos cuatro años".

Muguruza se emparejó con Sumyk en el verano de 2015, poco después de que la española hiciera su primera final de Grand Slam en Wimbledon.


Menos de un año después de ese segundo puesto en la final ante Serena Williams, ella vengó la derrota en Roland Garros para su primer título de Grand Slam.

Muguruza luego capturó el Venus Rosewater Dish en 2017, derrotando a la cinco veces campeona Venus Williams en la final. Ese verano, ascendió al No. 1 del mundo, convirtiéndose en la primera de su país desde Arantxa Sánchez-Vicario en 1995.

Ganando el séptimo título de la WTA de su carrera a principios de este año en el Abierto GNP Seguros, aún tiene que anunciar más cambios o adiciones a su equipo de coaching.