LONDRES, Gran Bretaña: la 23a campeona de Grand Slam, Serena Williams, mantuvo su dominio sobre la ex No. 6 del mundo, Carla Suárez Navarro, para ganar, 6-2, 6-2 y llegar a su 14to cuarto de final de Wimbledon.

GALERÍA: Equipos icónicos de dobles mixtos de la historia del tenis.

La siete veces ganadora de Wimbledon nunca ha perdido más de tres juegos en 14 sets jugados contra la española, y mantuvo viva la racha el ‘Manic Monday’, asegurando la victoria después de 63 minutos en la Pista No.1.

Williams levantó por última vez el Venus Rosewater Dish en 2016, cuando empató el récord de la Era Abierta de Stefanie Graf con 22 títulos de Grand Slam, rompiendo ese récord en el Abierto de Australia seis meses después. Finalista el año pasado ante Angelique Kerber, su primer Wimbledon desde que dio a luz a su hija Alexis Olympia, la estadounidense se ha visto más fuerte en cada partido en lo que ha sido su participación número 19 en SW19.

Después de recuperarse de un set para sobrevivir a la adolescente eslovena Kaja Juvan, superó a Julia Goerges en una revancha de la semifinal del año pasado para llegar a la segunda semana, y enfrentándose a su choque con Suárez Navarro, que esperaba completar su carrera de cuartos de final de Grand Slam en el All England Club.

Rompiendo el servicio para comenzar el partido, Williams salvó dos puntos de break en el juego del primer set para colocarse a seis juegos de la victoria, y tomó una ventaja de doble break para comenzar el segundo.


La cabeza de serie No.30 intervino para tomar su única oportunidad en el partido, solo para que Williams recuperase su liderazgo, tomando otra ventaja de 5-2 y logrando la victoria en su primera pelota de partido.

En total, Williams, quien también está jugando dobles mixtos con el dos veces campeón de Wimbledon, Andy Murray, anotó 21 ganadores sólidos por 19 errores no forzados y rompió el servicio cinco veces, mientras que solo perdió seis puntos en su primer servicio.

A continuación, para la estadounidense está su compatriota Alison Riske, quien le robó la racha de 15 victorias consecutivas a la campeona de Roland Garros Ashleigh Barty, venciendo a la No. 1 del mundo en tres sets.