LONDRES, Gran Bretaña - La siete veces campeona de Wimbledon, Serena Williams, superó una dura prueba de la talentosa adolescente Kaja Juvan en el All England Club, avanzando 2-6, 6-2, 6-4 para llegar a la tercera ronda.

GALERÍA: Las mejores fotos de la segunda ronda de Wimbledon 2019

La estadounidense, No. 11 en Los Championships de este año, se encendió después de perder el primer set, y resistió una oleada tardía de la eslovena de 18 años para avanzar después de  94 minutos en la Pista No.1.

"Definitivamente todo estaba cogiendo forma a medida que avanzaba el partido", dijo en su conferencia de prensa posterior al partido. "Básicamente solo estoy baja en partidos. Podía sentirlo. Pero estoy llegando. Solo tengo que, como dije, tomar cada partido como cinco partidos, realmente aprender de cada punto".

Nacida al inicio del nuevo milenio, y más de un año después de que Williams ganó su primer torneo de Grand Slam en el US Open de 1999, Juvan ganó dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud del año pasado. Hizo su debut en el cuadro principal del circuito hace tres semanas en Roland Garros como lucky  loser, perdiendo contra la cuartofinalista del 2009 Sorana Cirstea en tres igualados sets.

Clasificándose para los Championships por primera vez, la joven eslovena sorprendió a Kristyna Pliskova para su primera victoria en el cuadro principal de la WTA, después de haber alcanzado la semifinal en el evento WTA 125K en Bol, pero dio un paso gigante contra la 23 veces campeona de Grand Slam, ganando los tres primeros juegos.

Williams jugaba apenas su segundo partido desde Roland Garros, donde cayó en la tercera ronda ante su compatriota Sofia Kenin, y a pesar de una sólida victoria sobre Giulia Gatto-Monticone el martes, tuvo problemas con su ritmo de servicio, ya que apenas logró la mitad de sus primeros saques y perdió el servicio una segunda vez para dejar caer el primer set.

"Me gusta la presión. Prefiero estar en esta posición que en cualquier otra, y a veces juego mejor cuando estoy abajo. Solo soy una luchadora y nunca me rindo".

La remontada comenzó en serio al comienzo del segundo, con la ex No. 1 del mundo rompiendo el primer juego y continuando presionando el servicio de Juvan hasta que gan´p el set 6-2 para igualar al de la adolescente.

Las cosas estaban mucho más igualadas al comienzo del set decisivo, con Juvan salvando un par de puntos de break para avanzar en el servicio, solo para que la  estadounidense comenzase a rodar desde allí, ganando 16 de los siguientes 19 puntos para colocarse a un juego de la victoria.


Juvan hizo una última y valiente posición; dos veces a dos puntos después de la derrota, ella rompió y mantuvo el servicio para acercarse a igualar el partido con la ayuda de algunos golpes impresionantes.

Sin desanimarse por la idea de un final tenso, la estadounidense cerró la puerta con un estilo vintage, ganando su servicio en blanco para sellar la victoria.

"Solo tengo que recordar que soy la  mejor en cerrar partidos, soy buena en eso. Solo tengo que mantener esa idea mental de dónde estoy, qué hago mentalmente para cerrar partidos. "Cierro los ojos y llego. Es solo una experiencia y partidos. En los últimos dos años no he jugado muchos partidos. Sólo estoy tratando de recuperar eso".

En total, golpeó a 24 ganadores con 26 errores no forzados, 11 de los cuales llegaron en el primer set, y aprovechó cuatro de 10 oportunidades de pelota de break.

"No hay ninguna duda de que no estaría aquí si no amara lo que hago. Trabajo muy duro en lo que hago todos los días".

A la espera de Williams en la tercera ronda está la revancha de la semifinal de Wimbledon 2018 entre ella y la alemana Julia Goerges, quien pasó su segunda clasificatoria del torneo con una victoria en sets seguidos sobre Varvara Flink. Goerges nunca ha ganado un set en cuatro encuentros anteriores, incluidos dos el año pasado en SW19 y Roland Garros.