EASTBOURNE, Gran Bretaña - Karolina Pliskova dio un aviso para Wimbledon de la próxima semana al reclamar el título en el último evento de calentamiento de hierba en Eastbourne.

La cabeza de serie No. 2 ganó su segundo título en Eastbourne, añadió otro trofeo al que ganó en 2017, sin perder un set en cinco partidos, y lo coronó con una victoria dominante por 6-1, 6-4 sobre la cabeza de serie No. 4 Angelique Kerber en la final del sábado.

La checa solo perdió su saque una vez en la final, siendo en el primer set, y demostró ser dominante en su saque cuando concluyó la final de 71 minutos.


Pliskova perdió solo siete puntos en el servicio en general en el segundo set, donde logró siete aces,  nunca se enfrentó a una pelota de break y entró el  81 por ciento de sus primeros servicios.

La No. 3 del mundo también se adjudicó su tercer título de 2019, líder del tour, y empató con la No. 1 del mundo Ashleigh Barty con la mayor cantidad de títulos.

En total, Pliskova sumó 33 ganadores por solo 16 errores no forzados en el partido, que incluyó un margen de 20-9 en el segundo para Kerber.

Para su crédito, Kerber disparó 22 ganadores por 19 no forzados, pero en última instancia, no pudo hacer incursiones en el servicio de la Checa para volver al partido.

Para la defensora del título de Wimbledon, ahora es un hatrik de derrotas en las finales de Eastbourne, ya que Kerber se llevó a casa su tercer trofeo de finalista en el evento.

No obstante, la alemana llegó a las semifinales o mejor en los dos eventos previos de Wimbledon para defender su título en el All-England Club, donde se enfrentará a su compatriota Tatjana Maria el martes.