BIRMINGHAM, Gran Bretaña - La reinante campeona de Roland Garros, Ashleigh Barty, no solo ganó su sexto título de la WTA en el Nature Valley Classic con una victoria por 6-3, 7-5 sobre la cabeza de serie No. 8 Julia Goerges, sino que también completó su ascenso a la cima de los rankings de la WTA, reservando su lugar como No. 1 del mundo el lunes.

GALERÍA: Ashleigh Barty - 10 pasos a la cima del mundo

"Ha sido el viaje más increíble para mí y para mi equipo", dijo Barty durante la ceremonia de entrega de trofeos.

Barty se convertirá en la vigésima séptima mujer en alcanzar el puesto número 1, y la segunda de Australia después de Evonne Goolagong Cawley, después de su victoria de 88 minutos sobre Goerges, quien también fue su compañera de dobles esta semana en Birmingham.

"No podría pensar en una mejor persona con quien compartir la pista", dijo, dirigiéndose a la alemana. "Tuvimos una semana increíble en individuales y dobles. Eres una de mis mejores amigas en la gira y has estado ahí para mí desde que era enana, ¡molestando a todos!"

La australiana logró una racha de 11 victorias consecutivas en la final del domingo, después de haber ganado su primer título de Grand Slam en París hace dos semanas, y se libró de un par de pelotas de break en el primer juego para superar a la alemana en el primer set, con seis ganadores y cuatro errores no forzados.

"Solo tenía que hacerlo. No tenía otra opción porque cada vez que dejaba la pelota colgando, Jules me estaba castigando absolutamente. Tenía que intentar y empujar un poquito más para ganas los intercambios. Fue increíble, un partido de alta calidad y un día para recordar".

Mientras que Barty es una ex campeona junior de Wimbledon que históricamente se destacó en superficies más rápidas antes de su impresionante triunfo en el Abierto de Francia, Goerges generalmente disfrutó de sus mejores resultados en tierra batida antes de llegar a su primera semifinal de Grand Slam el verano pasado en el All England Club.

Jugando solo su segunda final de individuales en hierba - finalista en el Mallorca Open 2017 - Goerges se recuperó para comenzar el segundo set, salvando dos puntos de break en el primer juego antes de conseguir su primer break del partido, tomando una ventaja de 3-0 ante la cabeza de serie No.2.


Sin desanimarse, Barty rápidamente niveló el set, pero Goerges se mantuvo firme, salvando una pelota de break en el noveno juego que hubiera permitido a la australiana sacar para el partido.

Barty finalmente salvaría una pelota de set en su propio servicio y rompería a Goerges con un castigador golpe de revés.

Con tres pelotas de partido, la jugadora de 23 años de edad se convirtió en la No. 1 del mundo después de un segundo servicio largo de la alemana. Abrazando a Goerges en la red, la sonrisa de Barty se encendió en la Ann Jones Center Court mientras se llevaba la mano a la boca con incredulidad.

En total, anotó 18 ganadores por 11 errores no forzados, nueve aces (incluido uno en pelota set) y ganó tres de siete oportunidades de break.

"Siempre sueñas con el No.1 cuando eres pequeña, pero convertirte en una realidad es increíble. No es algo que estuviera como objetivo; nuestro objetivo era ser Top 10 y ahora estar donde estamos es un testimonio de la gente a mi alrededor que ha estado conmigo estos últimos tres años. Empezamos desde cero, sin ranking, y estar donde estamos es un gran logro para mí y para ellos".

Barty tiene previsto jugar el Nature Valley International en Eastbourne, donde será la cabeza de serie No.1.