PARÍS, Francia – La ex No. 1 del mundo, Garbiñe Muguruza, se acercó un paso más al segundo título de Roland Garros, cuando la española cabeza de serie número 19 derrotó a la ucraniana cabeza de serie No.9 Elina Svitolina, 6-3, 6-3, el viernes en París en un esperado enfrentamiento de tercera ronda.

"Me siento muy bien en este torneo", dijo Muguruza en su conferencia de prensa posterior al partido. "Siempre me ha encantado desde que era una niña. También me encanta la pista de tierra batida. No sé qué es lo que es del Abierto de Francia pero estoy de buen humor y mi tenis se desarrolla mucho mejor".

Muguruza ganó el primero de sus dos títulos de Grand Slam aquí en 2016 y llegó a las semifinales el año pasado antes de perder ante la eventual campeona Simona Halep. Ahora está en la cuarta ronda en Roland Garros por sexta temporada consecutiva, habiendo mejorado a 6-0 en los partidos de tercera ronda en Roland Garros con su victoria de 88 minutos sobre Svitolina.

Fotos: Partiendo desde 1999: dos décadas de ganadoras del Abierto de Francia

Svitolina entró en el partido con una ventaja de 5-1 en su cara a cara con Muguruza (5-3 incluyendo partidos de la previa), pero fue Muguruza, No.9 del mundo, quien tuvo la ventaja en la mayoría de las últimas etapas del partido, obteniendo su tercera victoria Top 10 del año en el proceso.

"Estoy muy contenta con este partido", declaró Muguruza. "Jugamos muchas veces, y las últimas veces ella me ha vencido. Así que esperaba otro partido, otro partido contra un jugadora de primer nivel. Muy feliz por la victoria".

Muguruza, quien se defendió de un break en el  segundo set con 2-3, tuvo 23 ganadores en el partido contra los 11 de Svitolina. La española se llevó el 72 por ciento de los puntos del segundo servicio de Svitolina y ganó diez puntos de sus trece viajes a la red.

"Tengo un tipo de juego agresivo", continuó Muguruza. "Al principio, luchamos, y logré mantener mi servicio y obtener el primer set. Logré dominar y jugar con inteligencia, y eso dio resultados".

El desafiante cuadro de Muguruza continuará en la cuarta ronda. La española se enfrentará a la finalista de Roland Garros del año pasado, a la séptima cabeza de serie Sloane Stephens, o a Polona Hercog, quien tiene un registro de 8-3 en arcilla esta temporada y ganó su tercera título de la WTA en tierra en Lugano el mes pasado.

 

Las jugadoras estaban nerviosas en su servicio pero estelares en el resto cuando comenzó el encuentro. Muguruza abrió una ventaja de break tres veces seguidas para comenzar el partido, pero en cada una de esas ocasiones, Svitolina lucharía para alcanzar la paridad, y finalmente se estableció en 3-3 después de seis juegos.

Muguruza incrementó la serie de roturas de servicio a siete, después de que un revés a la línea estableció un ganador de volea para alcanzar el doble punto de rotura, y un golpe directo la llevó a una conversión para una ventaja de 4-3. La española finalmente rompió el hechizo en el siguiente juego, disparando un fuerte servicio para ganar el primer break de servicio para cualquiera de las jugadoras, y acumulando una ventaja de 5-3.

Esa única retención fue todo lo que Muguruza necesitaría para alcanzar la ventaja de un set, ya que Svitolina no pudo proteger su saque en siguiente juego después de una serie de errores. Muguruza terminó la primera manga en su segundo de tres puntos de break después de que una derecha de Svitolina encontró la red.

Las jugadoras fueron más firmes al comenzar el segundo set, y resultó ser Svitolina quien tomaría la delantera inicial cuando ella rompió a Muguruza con un ganador de derecha por 3-2. Pero la ventaja de la ucraniana fue corta, ya que Muguruza atravesó un juego largo para recuperarse por 3-3, puntuando ese juego con un ganador de volea al final de un agotador intercambio.

La gran velocidad de Svitolina extendió numerosos intercambios al final de la aventura, pero Muguruza aún podía llegar a la cima en la mayoría de ellos, y la ex No. 1 del mundo se aseguró un tercer break consecutivo del servicio de Svitolina para liderar 5-3.

Sirviendo para la victoria, Muguruza rápidamente alcanzó la doble pelota de partido, y aunque despilfarró la primera con una doble falta, cerró un ataque ganador para sellar el segundo. Así, Muguruza completó el encuentro al ganar cuatro juegos consecutivos, reservando su plaza para la segunda semana en París por sexto año consecutivo.