Al llegar al cuarto trimestre de la temporada, tanto Elina Svitolina como Aryna Sabalenka se enfrentaron cuando se trataba de proteger sus clasificaciones: la campeona de las Finales de la WTA 2018, Svitolina, se enfrentaría a caer del Top 10 si no se clasificaba para la edición de este año, mientras que la campeona de Wuhan 2018 Sabalenka podría haberse desplomado del Top 20 después de perder esos puntos.

Pero ambos respondieron brillantemente bajo presión. Svitolina llegó a Shenzhen como la cabeza de serie número 8 y una vez más mostró algo de su mejor tenis en las Finales de la WTA, quedando invicta en la fase de grupos y alcanzando una segunda final consecutiva, perdiendo solo contra la número uno del mundo Ashleigh Barty. Mientras tanto, Sabalenka defendió su título de Wuhan con estilo antes de dirigirse a Zhuhai para continuar con su forma estelar china, derrotando a Maria Sakkari, Elise Mertens, Karolina Muchova y Kiki Bertens para llevarse el título, la victoria del torneo que había comenzado el ascenso de Barty a la cumbre esta vez el año pasado.

Lee más: "No miraré hacia atrás ni hacia adelante" - Sabalenka se mantiene en el presente tras su gran temporada asiática con el triunfo de Zhuhai

Svitolina, quien sube dos lugares esta semana para terminar el año en el No. 6 del mundo, ha invertido su patrón habitual en 2019: anteriormente, la ucraniana había recogido múltiples trofeos en 2017 y 2018, pero no pudo avanzar más allá de los cuartos de final en los Grand Slams, y registró grandes actuaciones en tres de los torneos más grandes de la temporada (incluidas las semifinales en Wimbledon y el US Open) para romper esa barrera, pero se quedó sin título por primera vez desde 2012. Sabalenka, por el contrario, ha ganado títulos en suelo chino, con huhai su tercero de 2019 después de Shenzhen y Wuhan, y sube tres lugares para un ranking de fin de año del No. 11 del mundo, exactamente donde terminó 2018.

Aquí los cambios más importantes en el Ranking WTA para la semana que comienza el 4 de noviembre de 2019.

Simona Halep (+1, 5 a 4): la campeona de Wimbledon no salió de la fase de grupos en las Finales de la WTA, pero una brillante victoria por remontada ante Bianca Andreescu en la que salvó una pelota de partido fue suficiente para garantizar la sexta temporada consecutiva de Halep terminando en el Top 4.

Elina Svitolina (+2, 8 a 6): la finalista de las Finales de la WTA no ha incorporado ningún trofeo a su vitrina este año, pero Svitolina se alegrará por la forma en que comenzó a jugar su mejor tenis en los escenarios más grandes, como así como su excelente forma en Shenzhen la semana pasada, después de recuperarse de una lesión en la rodilla que obstaculizó la primera mitad de su temporada. La clasificación de fin de año de la ucraniana es su tercer top 6 consecutivo.

Aryna Sabalenka (+3, 14 a 11): la bielorrusa experimentó altibajos en 2019 mientras buscaba respaldar su avance 2018, pero en última instancia ha sido una temporada consolidada sólida para ella después de un fuerte último trimestre: tres títulos la han hecho repetir su ranking the fin de año de 2018.

Karolina Muchova (+5, 26 a 21): una de las estrellas destacadas de 2019 con un estilo estéticamente agradable, alcanzó la semifinal en Zhuhai como la jugadora de menor ranking y eso ha impulsado a la checa al ranking más alto de su carrera tocando las puertas al Top 20, una que le verá hacer su debut como cabeza de serie de Grand Slam en el Abierto de Australia en enero, después de haber terminado 2018 en el No.145 del mundo.

Dayana Yastremska (+2, 24 a 22): la adolescente ucraniana puede haberse perdido la oportunidad de salir de su grupo en Zhuhai, pero una sólida victoria sobre Donna Vekic asegura que termine su primera temporada completa de la WTA Tour en el ranking más alto de su carrera, subiendo 28 lugares desde el final de 2018.

Zhu Lin (+12, 95 a 83): la número 6 china comenzó a tener un impacto en el WTA Tour en 2019 con resultados como derrotar a Elise Mertens en Dubai y un final de cuartos de final en Nanchang, y la semana pasada la jugadora de 25 años se llevó el título Liuzhou ITF W60, derrotando a Arina Rodionova en la final, para lograr el ranking  más alto de su carrera.

Nina Stojanovic (+15, 101 a 86): desde julio, el ascenso de la serbia ha sido imparable: Stojanovic termina el año después de haber ganado 31 de sus últimos 39 partidos, recogiendo su tercer título de la ITF de 2019, y el más grande hasta la fecha, en el Poitiers W80 hace quince días, derrotando a Vitalia Diatchenko y Liudmila Samsonova en las últimas dos rondas. La joven de 23 años, que también ha conseguido tres carreras de cuartos de final WTA Tour este año, así como su debut en la semifinal en Nanchang, alcanza un nuevo récord profesional como resultado.

Danka Kovinic (+20, 108 a 88): después de haber alcanzado el récord personal del No. 46 del mundo en febrero de 2016, la primera montenegrina en alcanzar el Top 100 no pudo mantener su progreso y se retiró de ese escalón en abril de 2017. Pero un año de trabajo constante en el ITF World Tennis Tour, además de alcanzar la final de Bastad 125K en julio y los cuartos de final de Tashkent en septiembre, ha visto a Kovinic reconstruir lentamente su clasificación, que culminó en una carrera por el título hace dos semanas en el Evento Szekesfehervar ITF W100, derrotando a Irina-Camelia Begu en la final, para marcar su regreso al Top 100.

Francesca Di Lorenzo (+16, 137 a 121): una estadounidense que destacó en el tenis universitario en la Universidad Estatal de Ohio, ganó su título más grande hasta la fecha la semana pasada en el evento Toronto ITF W60, donde derrotó a Kirsten Flipkens, cabeza de serie número 1 en la final. El resultado eleva a Di Lorenzo, de 22 años, quien también llegó a la segunda ronda del Toronto y el Abierto de Estados Unidos en agosto, a un nuevo ranking en su carrera.

Mandy Minella (+32, 169 a 137): este febrero, exactamente un año después de volver a competir tras su baja por maternidad, la ex No. 66 del mundo Minella regresó al Top 100, después de haber llegado a su primera final de la WTA a los 32 años en Gstaad 2018. Incapaz de mantener este progreso, la luxemburguesa cayó de allí en julio, pero la semana pasada rompió un racha perdedora de cinco partidos para capturar el título Tyler ITF W80, derrotando a Irina Falconi, Danielle Lao y Alexa Glatch en ruta al trofeo.

Cristina Bucsa (+41, 205 a 164): la española nacida en Moldavia ha pasado desapercibida hasta la fecha, pero después de llamar la atención al derrotar a Whitney Osuigwe en su debut en la fase previa de Wimbledon, Bucsa continúa subiendo rápidamente. Después de terminar 2018 en el No.346 del mundo, la joven de 21 años recogió el título más grande de su carrera la semana pasada en el Nantes W60, derrotando a Tamara Korpatsch 6-2, 6-7 (11), 7-6 (6) en una final épica, para hacer su debut en el Top 200.

Shelby Rogers (+43, 217 a 174): durante un receso de 13 meses entre marzo de 2018 y abril de 2019 después de romperse el cartílago de la rodilla, el futuro de la ex No. 48 del mundo en el tenis fue a veces incierto, y su regreso a nivel de la WTA fue lento para recuperarse después de que Rogers ganó solo tres de sus 12 partidos del Tour este año. Pero su regreso ha cobrado impulso en el ITF World Tennis Tour en los últimos meses, con una carrera final en el Macon W80 hace dos semanas, incluida una victoria por 6-0, 6-0 en cuartos de final sobre otra jugadora que regresaba, CoCo Vandeweghe, pero que terminó en derrota ante Katerina Stewart, devolviendo a la estadounidense al Top 200.

Maria Camila Osorio Serrano (+28, 214 a 186): la campeona junior del US Open ha comenzado a centrar su atención en las filas profesionales, y el futuro sigue siendo brillante. La colombiana, que llegó a su primer cuarto de final del WTA Tour como wildcard en Bogotá en abril, registró una semifinal en el evento Asunción ITF W60 de la semana pasada, perdiendo ante Sara Errani, para extender su récord de victorias y derrotas en el circuito profesional esta temporada a 41- 13 y alcanzar el Top 200 por primera vez, habiendo terminado el año pasado en el No.723 del mundo.

Oceane Dodin (+40, 232 a 192): misteriosos problemas de salud, eventualmente diagnosticados como vértigo, detuvieron la carrera de la mujer francesa después de alcanzar el 46 del mundo en junio de 2017. En junio de este año, cayó al No. 509 del mundo, pero, finalmente disfrutando de un período sostenido de buena salud, la joven de 23 años se ha disparado de nuevo. Dodin ha compilado un récord de 35-13 desde Roland Garros, y una carrera reciente que incluye el título Cherbourg ITF W25 y una semifinal Poitiers ITF W80 la ha visto regresar al Top 200 por primera vez desde julio de 2018.

Sara Errani (+39, 239 a 200): el regreso de la ex No. 5 del mundo ha sufrido algunos momentos tórridos este año, incluida la pérdida de nueve de 11 partidos entre julio y noviembre. Pero la semana pasada, la finalista de Roland Garros 2012, Errani, salió de esa racha alcanzando la final del evento de Asunción ITF W60, perdiendo solo frente a su compatriota Elisabetta Cocciaretto, de 18 años, volviendo rápidamente al Top 200.