SHENZHEN, China - Daniel Dobre conocía a Simona Halep antes de que ella se convirtiera en "Simona Halep" y él la ha visto cambiar y evolucionar a través del deporte. El rumano comenzó a entrenar a Halep en 2007, un año antes de que ella ganara el título de Roland Garros de las chicas a la edad de 16 años, y él estaba en su palco cuando se clasificó para sus primeras Finales de la WTA en 2014 y derrotó a Serena Williams en la fase de grupos. Menos de cinco años después, Dobre estaba nuevamente en el palco mientras veía su pupila conseguir el título de Wimbledon, derrotando a Williams nuevamente.

Ha observado de cerca como Halep se ha convertido en una de las figuras deportivas más importantes de Rumanía. Pero él dice que su evolución no puede atribuirse solo al tiempo y la experiencia. Dobre, quien se reunió con Halep esta primavera después de su separación con Darren Cahill, dice que su evolución es un crédito para sí misma y su deseo personal de ser la mejor persona que podría ser.

En declaraciones a los periodistas antes de las Finales Shiseido WTA 2019 de Shenzhen, se le pidió a Dobre que comparara a la vieja Halep con la nueva Halep.  Desde la joven y temperamental jugadora que quería tanto éxito que ella se metió en su propio camino, hasta la dos veces campeona de Grand Slam y ex No.1, que ahora ha equilibrado su ambición con la perspectiva.

"Las diferencias son grandes", dijo Dobre a periodistas en Shenzhen. "Las cosas principales, su comportamiento principal, están ahí. Es una luchadora, es muy ambiciosa, centrada, muy intensa en todo lo que está haciendo. No importa si estás en la pista o fuera de la pista, está todo el tiempo 100% allí.

"Pero ha aprendido un poco más sobre sus sentimientos en la pista, sobre sus sentimientos fuera de la pista. Al principio, estaba molesta si la gente hablaba mal, si la gente no entendía su comportamiento real, su verdadera esencia.

"Ahora puede pasar. Esto es algo que fue realmente difícil para ella. Estaba leyendo el periódico, leyendo sobre lo que decía la gente. No era realmente bueno".

"La otra cosa, siempre estaba molesta cuando perdía partidos. A veces no podías hablar con ella después de un partido perdido durante dos o tres días. Estaba realmente triste por eso".

"Ahora, no es que no le importe si pierde, si pierde le importa mucho, pero aprendió un poco a controlar mejor la emoción. Incluso hoy perdió, mañana puede comenzar de nuevo, puede comenzar a prepararse el próximo partido.

"También es porque logró casi todos sus objetivos. Es más fácil para ella aceptar. La próxima semana será otro.

                      

"La otra cosa, fuera de la pista, es más abierta. Está lista para probar cosas nuevas. No importa si hablas de un nuevo restaurante, de visitar algo. También está abierta para conocer gente. Creo que ya observas que ella está hablando mejor, a menudo también está con los periodistas.

"Es algo así como la madurez, pero al mismo tiempo trabaja mucho. Trabaja con un entrenador mental. Darren la ayuda mucho porque el estilo de vida australiano es diferente al rumano".

"Él es más positivo. Ella quiere esto. Sabe que es mejor para ella. También sabe que el comportamiento fuera de la pista le ayudará a jugar tenis".

También se le pidió a Dobre que hablase sobre la estatura de Halep en Rumania y su lugar entre los grandes deportistas de su época en un país obsesionado con el deporte.

"Primero, debes entender la situación deportiva en Rumania. Rumania era, digamos en tiempos comunistas antes de 1990, era uno de los países deportivos más grandes del mundo. En los Juegos Olímpicos éramos los cinco mejores todo el tiempo, teníamos campeones en gimnasia, balonmano, fútbol, ​​todo.

"En este momento, tenemos a Simona a ese nivel.

"Nuestros futuros buenos campeones deportivos se han ido. Solo Simona está allí. Si crees que toda la atención que antes era para, digamos, cien grandes deportistas, ahora es para Simona. Es increíble".

"En este momento, donde quiera que vaya, todos la conocen y todos quieren una foto, todos quieren hablar con ella. Todo el tiempo tiene algunos problemas con la gente porque si gana una vez, todos piensan que puede ganar todo el tiempo". Cuando estaba perdiendo partidos, eran muy malos para ella, se escribían cosas realmente malas en los periódicos.

"La presentación del trofeo en el estadio, 30,000 personas allí. Hay partidos de fútbol donde no se encuentran 30,000 personas".

"Después de Wimbledon, su posición es mucho más grande ahora. Todos estaban, bueno, ganó una vez Roland Garros, fue una sorpresa, no puede hacerlo [otra vez]. Vieron lo buena que era en Wimbledon".

"Nadie ganó Wimbledon de Rumania. Incluso Ilie Nastase fue tan bueno, tan grande. Virginia Ruzici, número 7 del mundo, ganó Roland Garros".

"Así que es muy difícil de describir. La presentación del trofeo en el estadio, 30,000 personas allí. Hay partidos de fútbol donde no se encuentran 30,000 personas".

 

"Es enorme su posición porque no hay otra buena deportista allí. Pero también porque es como un modelo [a seguir], la forma en que está entrenando, la forma en que construyó su carrera. Ella estaba dando todo por el tenis. No consiguió el estilo de vida como lo están haciendo otras chicas. Ella solo se centró en el tenis.

"Es un valor del trabajo. En Rumania no tenemos tantos ejemplos como este. Rumania es un país donde el trabajo no es tan apreciado. Si puedes vivir bien sin trabajar, eso es lo mejor. No es bueno decir esto, pero así es en Rumania en este momento.

"El ejemplo que está dando Simona es un ejemplo de que puedes lograr todo si trabajas duro y crees. Mucha gente aprecia esto".