TASHKENT, Uzbekistán - Kristyna Pliskova, cabeza de serie número 5, se colocó en las semifinales del Tashkent Open gracias a una victoria por 6-3, 6-4 sobre la cabeza de serie número 1, Viktoria Kuzmova.

Pliskova, que había alcanzado las semifinales en Tashkent anteriormente, buscaba alcanzar su primera semi desde Lugano contra una oponente que nunca había conocido antes, y lideró desde el principio, jugando con una combinación mortal de poder y precisión.

LEE MÁS: Actualización del ranking  WTA 2019: Kerber se recupera, Wang entra al Top 50.

Ambas jugadoras habían pasado más de dos horas en la pista en cuartaos final, pero fue la checa quien hizo el break primero, siendo esta la única vez que la jugadora con saque lo perdería en el primer set.

Después de enfrentarse a dos puntos de break en el primer juego del partido, la No.80 del mundo no se enfrentaría a otro durante todo el partido. Esto fue testimonio de su excelente servicio, con Pliskova golpeando un alto porcentaje de primeros servicios en todo momento.

Kuzmova, mientras tanto, estaba fuera de control. Demasiadas bolas escaparon de las líneas por márgenes estrechos, mientras que en cuatro ocasiones tuvo que luchar contra pelotas bre break para evitar un doble break en el primer set. Aunque la eslovaca tuvo éxito en este objetivo, Pliskova resistió cómodamente.


La No.56 del mundo de la WTA, que jugaba su primer torneo desde que llegó a las semifinales de dobles en el US Open, se las arregló brevemente para ponerse un poco por delante en el  segundo set, ganando su saque en blanco, pero una vez que perdió su saque en el tercer juego, el impulso estaba firmemente con su oponente.

De hecho, Pliskova ganó cinco juegos sucesivos. Kuzmova incluso tuvo un break, salvando dos pelotas de partido en el proceso, pero ya lo había dejado todo demasiado tarde, ya que Pliskova selló la victoria la próxima vez que tuvo las bolas en la mano.

Se enfrentará a Alison Van Uytvanck quien despachó a Pauline Parmentier 6-2, 6-4 en las semifinales mientras busca llegar a una tercera final de la WTA.

En la otra mitad del cuadro, la cabeza de serie número 8, Sorana Cirstea, venció a Danka Kovinic, 7-5, 5-7, 6-1 en dos horas y 24 minutos para llegar a las semifinales, donde se enfrentará a la No.142 del mundo de la WTA Katarina Zavatska , que superó a Anna Kalinskaya, 6-0, 6-2.