WUHAN, China - Ashleigh Barty, número 1 del mundo de la WTA, jugará en las semifinales del Dongfeng Motor Wuhan Open por tercer año consecutivo después de vencer a Petra Martic, 7-6 (6), 3-6, 6-3 en un encuentro igualado que duró dos horas y 23 minutos.

Todas las estadísticas previas al partido favorecieron a la australiana, que contaba con un registro ganador de 41-5 contra jugadoras fuera del Top 10 en 2019 y una tasa de éxito de 5-2 en cuartos de final del WTA Tour. Martic, mientras tanto, solo tuvo dos victorias en el Top 10 en su haber en los últimos dos años, sufriendo 12 derrotas en el proceso.

Sin embargo, la croata fue mucho más competitiva de lo que los números podrían haber sugerido, aguantando para forzar un largo tiebreak en el primer set, y luego hizo el break temprano en el camino hacia el segundo. Después de comenzar rápido en el tercero, Martic no pudo evitar el ataque de Barty, con la mejor jugadora del mundo cronometrando su juego en el momento perfecto.

Aunque fue la No.22 del mundo de la WTA quien se puso por delante en el primer juego, en el que ganó un break, Barty dominó las primeras etapas del encuentro. Golpeando bien a la pelota y temprano para establecer una ventaja de 4-1 en la que encadenó a la sorprendente cantidad de 15 puntos sucesivos.

Después de llegar tan alto, la cabeza de serie No.1 parecía permitir que su concentración divagara durante un lapso de 10 minutos, en el que Martic se propuso eliminar la ventaja.

Las primeras etapas del partido fueron duras, pero cuando el primer set llegó a su clímax, ambas jugadoras reservaron algo de su mejor tenis. Martic salvó dos puntos de set en el servicio con una combinación de juego inteligente y poderoso, tipificando el deseo de ambas mujeres de trabajar la pelota alrededor de la pista y luego subir a la red para terminar el intercambio con autoridad.

Esto se demostró ampliamente en el tiebreak, en el que una gloriosa media volea de la croata la llevó 6-5 por delante. Sin embargo, fue Barty quien fue más estoica en los puntos importantes, beneficiándose de dos golpes bastante flojos de su rival para asegurar el set.


Después de mostrar su fortaleza mental al seguir siendo competitiva hasta la muerte del primer parcial, Martic comenzó el segundo set ganando su servicio, enviando un mensaje a su oponente de que estaba preparada a seguir luchando.

De hecho, mientras Barty produjo un segundo set lleno de errores (cometió 13 errores no forzados en comparación con los cuatro de su oponente), la debutante de Wuhan se mantuvo estable. Después de romper a la jugadora de mejor ranking en el cuarto juego, pasó a asegurar el set de manera desenfrenada, perdiendo solo cinco puntos en el servicio.

 

Cuando rompió a Barty en el juego de apertura del decisivo, el impulso fue firmemente a favor de la no favorita, y aun así se había colocada cerca de una primera victoria sobre la actula No1. Del mundo, tuvo que luchar para controlar sus nervios y rompió de inmediato, a pesar de haber liderado 30-0.

La finalista de Wuhan de 2017 comenzó a hacer preguntas más regulares a su oponente a partir de entonces. Fue en el octavo juego que Barty hizo su jugada decisiva, a pesar de desaprovechar un punto de break después de que Martic devolviera de algún modo un magnífico globo. Fue irónico, entonces, que después de demostrar una resolución tan excelente en todo momento, la crotaa perdería la ruptura vital perdida por una doble falta.

Barty sacó para el partido con éxito, cerrando el trato con un ace para enfrentarse en semifinales a la campeona defensora Aryna Sabalenka quien se impuso a Elena Rybakina en tres sets, 6-1, 1-6, 6-1.