BARCELONA, España - La ex No. 19 del mundo María José Martínez Sánchez ha anunciado su retiro, 22 años después de su debut profesional.

"Pensé que no llegaría el momento", escribió la española en las redes sociales. "Os anuncio que he tomado la decisión de completar mi carrera. Han sido muchísimos años dedicados a algo que amo y solo puedo dar las gracias a todos los que me ha acompañado a lo largo del camino. Contenta de cerrar una etapa e iniciar otra nueva. Satisfecha con lo conseguido y con ganas de emprender nuevas aventuras".
¡Muchas gracias a todos y os mantendré informados de mis próximos retos!"

 

Martínez Sánchez fue una destacada junior en individuales y dobles, y finalista de dobles de individuales femeninos del Abierto de Australia 2000 ante Aniko Kapros y campeona de dobles femeninas Roland Garros 2000 junto a Anabel Medina Garrigues (derrotando a Matea Mezak y Dinara Safina en la final), presagiando una carrera profesional en la cual su idiosincrásico servicio y volea sobresaliría en ambas disciplinas. Inicialmente, el éxito llegó rápidamente a Martínez Sánchez: hizo su debut en el Grand Slam en el Abierto de Australia de 2001 como jugadora de la previa con 18 años, donde llevó a Venus Williams a tres sets en la primera ronda y logró entrar en el Top 100 cuatro meses después. .

Sin embargo, las lesiones, la pérdida de forma y los problemas personales pasaron factura, y después de caer del Top 200 en 2003, Martínez Sánchez tomaría una pausa de un año en 2004. Pero lo mejor aún estaba por delante: después de trabajar lentamente para respaldar el ranking, la nativa de Yecla volvería al Top 100 en 2008, el año en que llegó a su primera final de la WTA en Barcelona, ​​perdiendo ante Maria Kirilenko.

Durante la próxima media década, Martínez Sánchez se convertiría en un miembro del Top 100, levantando cinco trofeos y convirtiéndose en una especie de artista en derrotas sorpresivas, con su variedad y habilidades al red logrando siete victorias ante jugadoras del Top 10, incluidas tres sobre Caroline Wozniacki, a quien derrotó en la final de Bastad 2009. También acumularía seis finales de tercera ronda en Grand Slams, al menos una vez en cada Slam.

 

Foto por Getty

El mejor momento de Martínez Sánchez en individuales fue sin duda  su sorprendente título de Roma en 2010. Jelena Jankovic había atraído toda la atención durante ese torneo por sus victorias consecutivas sobre Venus y Serena Williams para llegar a la final, pero finalmente fue Martínez Sánchez quien sería coronada campeona después de lograr vencer también a dos top, derrotando al dúo serbio de Ana Ivanovic y Jankovic en las últimas dos rondas.

Sin embargo, en dobles, Martínez Sánchez escalaría alturas aún mayores, alcanzando el No. 4 del mundo en julio de 2010. Alcanzaría tres semifinales de Grand Slam en la disciplina y finalmente ganaría 21 títulos de dobles de la WTA, y entre 2008 y 2012 fue la mitad de un formidable equipo con la española Nuria Llagostera Vives. Juntas, derrotarían a Cara Black y Liezel Huber en un épico combate por el título de las Finales de la WTA 2009, ganando el mayor trofeo de su asociación 7-6, 5-7, [10-7].

Después de que Martínez Sánchez dio a luz a su hija Andrea en 2013, ella volvería a la gira como especialista en dobles, obteniendo dos títulos más, tres finales y dos participaciones  puestos y dos participaciones más en las Finales de la WTA en 2017-18 en una larga colaboración con Andreja Klepac de Eslovenia. - Pero se unió a la croata Darija Jurak que ganaría el título final de su carrera en el Bronx el año pasado y jugaría el partido final, una derrota en la segunda ronda en Beijing ante Gabriela Dabrowski y Xu Yifan.

 

SEWTA Rome: Jankovic v Martinez Sanchez