GINEBRA, Suiza - En su casa a orillas del lago Leman, al lado de una granja con ovejas y vacas, Garbiñe Muguruza encontró la calma en un mundo sin tenis. Ahora viene la parte difícil: descubrir su próximo paso.

Muguruza se ha sincerado en las páginas de la edición de junio de 2020 de Vogue España, escribiendo un artículo personal e introspectivo que comparte su experiencia en cuarentena, así como su nueva perspectiva, objetivos fuera de la pista y sueños para el futuro.

Lee más: Entrevista con una árbitro: Jennifer Zhang acerca de un viaje 'increíble' a la WTA

"Siempre me gustó escribir y compartir mis pensamientos, y esta cuarentena me ha dado el último empujón que necesitaba", dijo Muguruza a Vogue.

En su primer artículo, la española recordó los días de confusión en Indian Wells, esperando noticias después de enterarse de que el BNP Paribas Open había sido cancelado, así como la lucha para regresar a casa cuando los vuelos entre Estados Unidos y Europa se suspendieron en medio de la crisis por creciente pandemia de COVID-19.

 

 

Pero después de que las cosas se calmaron, Muguruza se puso pensativa. Como jugadora de tenis sin tenis para jugar, Muguruza escribió sobre tomar la experiencia como una llamada de atención en este fragmento:

“Desde los tres años, he vivido con la raqueta en mano por y para un único objetivo. Cuando todo eso desaparece por fuerza mayor, la vida te da un codazo y te dice: “Eh, hay muchas más cosas que el tenis, quizás sea un buen momento para que te prepares para cuando ese día llegue. Para cuando tengas que colgar la raqueta”.

“De cada mala situación siempre se puede extraer un mensaje, y hoy, el mío es levantar la mirada más allá de lo que sé y explorar todas las cosas que hay dentro de mí".

Una que no se queda quieta, incluso en un confinamiento, Muguruza reveló que ya ha tomado medidas para lograr ese "mensaje": ha estado tomando un curso de psicología de la Universidad Johns Hopkins, dos cursos sobre nutrición y salud de la Universidad de Stanford y un curso de ciencia del ejercicio de la Universidad de Colorado.

También se mantuvo ocupada devolviendo a su comunidad,e impartió sus conocimientos de tenis a un grupo de jóvenes de la ITF de habla hispana en un video chat reciente (ver arriba).

 

Al haber nacido en Venezuela, criada en España y ahora atrapada en su casa en Suiza, Muguruza también reflexionó sobre su propia identidad y dedicó una parte de su ensayo a explorar el tema:

"Para la cantidad de veces que la gente me pregunta “Garbiñe, ¿de dónde te sientes más de España o de Venezuela?”, ni siquiera tengo la respuesta. Soy ciudadana del mundo y me encantan mi sangre española y vasca, y mi sangre latina, venezolana. Y estoy muy orgullosa de representar a España cada semana que compito por todo el mundo.

 

“Represento una mezcla de culturas allá donde voy, desde la testarudez de los vascos por parte de mi padre, hasta los ritmos caribeños en mi cintura por parte de mi madre. Solo necesito escuchar los primeros compases de una salsa y mis pies se mueven solos.

El primer artículo publicado de Muguruza se puede encontrar en su totalidad en la edición de junio de 2020 de Vogue España, junto con una sesión de fotos tomada por Noémi Ottilia Szabo y diseñada por Arianna Pianca.

(Todos los fragmentos de Garbiñe Muguruza para Vogue España)

Watch now: Tennis United Episode 7

Tennis United