Bienvenido a Wimbledon Flashbacks, donde wtatennis.com repasará algunas de las historias más memorables de The Championships en los últimos 20 años. Después de recapitular las mejores batallas de Birmingham y los excelentes encuentros de Eastbourne, nuestra mirada se dirige a la hierba de SW19. El siguiente es un resumen de las hazañas de Tsvetana Pironkova de Wimbledon, quien tuvo una carrera impresionante a las semifinales en 2010, y lo siguió con un esfuerzo de cuartos de final el próximo año en una emocionante secuela.

Para más momentos clásicos echa un vistazo a los Wimbledon Flashbacks:
1999: La jugadora de la previa Dokic elimina a la cabeza de serie No.1 Hingis en impactante primer ronda
1999: Stevenson derriba a Raymond en thriller americano en 1999
2003: Navratilova demuestra su clase a los 46 para ganar su título número 20 junto a Paes
2005: Venus, Davenport disputan clásico enfrentamiento en apasionante final
2009: Safina, Mauresmo bautizan el techo de la pista central en épico lunes frenético
2012: Impecable Shvedova logra histórico 'Golden Set'
2015: Hingis, Mirza dominan en Wimbledon en histórico triunfo
2017: Rybarikova derrota a Pliskova en exitoso recorrido en 2017 

2013: La racha de sorpresas de Lisicki llega a su punto máximo en su camino a la final de Wimbledon 2013

EL MOMENTO: Dicen que las secuelas no son tan buenas como las originales, pero para Tsvetana Prionkova, los Championships de Wimbledon 2010 y 2011 son igualmente importantes en la historia de su carrera.

Habiendo hecho su debut en el cuadro principal de la WTA en 2005, Pironkova se ganó por primera vez el reconocimiento internacional con una dramática victoria por 2-6, 6-0, 9-7 sobre Venus Williams en la primera ronda del Abierto de Australia de 2006, mientras que ocupó el puesto número 95 del mundo, pero ingresó a Wimbledon en 2010 como una astuta de 22 años que aún no había avanzado más allá de la segunda ronda de un Grand Slam.

Con un récord de 1-4 en su carrera en Wimbledon, pero armada con un gran servicio, un revés a dos manos de clase mundial y la voluntad de emplear un golpe de derecha complicado, Pironkova pasó a volcar el rendimiento en su cabeza: sin perder un set en cinco partidos, la búlgara fue autora de una impresionante carrera a las semifinales, mientras que ocupó el puesto número 82 del mundo.

Después de vencer a un trío de rusas, Anna Lapushchenkova, Vera Dushevina y Regina Kulikova, para llegar a los octavos de final, Pironkova molestó a la ex finalista y futura campeona Marion Bartoli para organizar un enfrentamiento con Williams, la favorita del título, y la cabeza de serie número 2 en cuartos de final.

 

Foto por Getty Images

De principio a fin en el partido de cuartos de final, Pironkova dominó, rompiendo el servicio de Williams tres veces y desconcertando a la siete veces campeona de Grand Slam en una ráfaga de errores no forzados, para ganar el partido, 6-2, 6-3 y avanzar a las semifinales.

Y junto con la famosa victoria llegó una gran cita: con los periodistas investigando sus orígenes de tenis después del partido, Pironkova reveló que no había pista de hierba en Bulgaria.

"En aquel entonces, pensé, 'Wow, es imposible. ¿Cómo puedo jugar en esta superficie?'", Recordó de su debut en Wimbledon en 2005. "Pero con cada partido que juego en la hierba me siento mejor y mejor".

"Wimbledon siempre ha sido como una religión para mí. Y no creo que sea solo para mí. Creo que es para todas las jugadores".

"Al venir aquí, realmente solo quería jugar un buen juego, tal vez ganar o dos rondas ... Esto es realmente como un sueño para mí, y trataré de disfrutarlo tanto como pueda".

 

Lee más: Graf frena a Venus, Serena acelera y más cuartos de final de Wimbledon

En la siguiente ronda, Pironkova incluso se encontró a un set de un cuento de hadas histórico, ya que ganó el primer set contra Vera Zvonareva, cabeza de serie No.21, en la pista central en las semifinales.

La rusa finalmente logró una victoria por 3-6, 6-3, 6-2 para llegar a su propia primera final de Grand Slam, pero Pironkova, sin embargo, notificó que sería una amenaza inminente para las mejores del juego en las próximas temporadas, particularmente en la hierba.

 

EL SIGNIFICADO: en virtud de su carrera en 2010, Pironkova se convirtió en la primera jugadora búlgara en avanzar tan lejos en un Grand Slam en casi 20 años, desde que Manuela Maleeva lo hizo en el US Open en 1992 y 1993.

Junto a Petra Kvitova, que ocupó el puesto número 62 del mundo al ingresar al torneo y perdió ante la eventual campeona Serena Williams en semifinales, la pareja fue el primer dúo no cabeza de serie en llegar a la ronda desde 1999.

Con la presión de 12 meses después para recuperar algunos de los puntos de clasificación de su carrera decisiva, el segundo acto de Pironkova fue casi tan bueno como el primero.

 

Lee Más: Kerber, Lisicki, Cibulkova encienden la cuarta ronda con batallas épicas

Cabeza de serie No.32, la jugadora diestra arrasó en las primeras cuatro rondas sin perder un set. Ella exigió una cierta venganza en su conquistadora de semifinales del año anterior, la ahora número 2, Zvonareva, 6-2, 6-3, antes de derrotar nuevamente a Williams en una actuación casi idéntica, 6-2, 6-3.

"Diría que jugué mejor que el año pasado. Pero creo que [Venus] comenzó muy bien. Creo que ella comenzó muy bien el partido, pero seguí presionándola", dijo Pironkova.

"Definitivamente ayuda que haya jugado con ella antes. Y lo que le gané el año pasado también ayuda. No podría decir que sé jugarla porque cada vez es diferente".

"No voy a la pista con una estrategia en mi cabeza. Cuando voy a la pista, veo lo que funciona, lo que no funciona, y trato de jugar de la mejor manera posible".

Pironkova fue derrotada en cuartos de final por Kvitova, cabeza de serie No. 8 y eventual campeón, en un emocionante partido de tres sets, 6-3, 6-7 (5), 6-2, - con las dos llegando a un círculo completo, pasando de no ser cabezas de serie a rivales genuinas.

En las temporadas posteriores, la búlgara continuó superando su clasificación en las etapas más grandes del juego, tanto en el All-England Club como en otros.

Llegó a la cuarta ronda del US Open en 2012, regresó a la segunda semana de Wimbledon en 2013 y ganó su primer título de individuales de la WTA en el evento Premier en Sydney en 2014 como jugadora de la previa, superando a tres jugadoras del Top 10 en el camino.

 

Sydney: Pironkova Interview

Su ejecución más profunda en un Grand Slam en los años posteriores no se produjo en la hierba británica, sino en la tierra batida de París, cuando llegó a cuartos de final en 2016. Clasificada fuera del Top 100, Pironkova logró cuatro victorias, la más dramática de las cuales venció a la cabeza de serie No. 2 Agnieszka Radwanska en octavos. Perdiendo 6-3, 3-0, Pironkova remontó - y venció dos días de lluvia - para ganar 3-6, 6-3, 6-3.

Pero después de una derrota en la segunda ronda en Wimbledon en 2017 ante Caroline Wozniacki, Pironkova  sufrió una lesión en el hombro que la apartó antes de dar a luz a un hijo hace dos años, pero esa pausa podría terminar cuando se reanude la gira.

 

A principios de este año, la de 32 años usó las redes socialea para anunciar sus intenciones de volver al tenis competitivo.