Garbiñe Muguruza inició 2020 clasificado fuera del Top 30, pero decidida a volver a la cima. Junto a nueva entrenadora y una nueva mentalidad, los impresionantes resultados que la siguieron la catapultaron al número 2 en la Porsche Race a Shenzhen.

La ex No. 1 del mundo anunció durante la pretemporada que comenzaría a trabajar con su  compañera española Conchita Martínez, una ex ganadora de Wimbledon que ocupó el puesto número 2 del mundo. La pareja se había combinado bien en el pasado, con Martínez ayudando a guiar a Muguruza a su segundo título de Grand Slam en Wimbledon en 2017 junto con el ex entrenador Sam Sumyk.

Al comienzo de la temporada, la asociación prometía tener éxito una vez más. Muguruza debutó en el Abierto de Shenzhen, donde alcanzó su primera semifinal del año; por el contrario, en 2019 Muguruza alcanzó solo una semifinal en total, en Monterrey en abril. Muguruza luego lo siguió con una carrera de cuartos de final en Hobart.

Pero lo mejor estaba por llegar cuando Muguruza aterrizó en Melbourne, sin ser cabeza de serie y lista para dejar su huella. Al final de la quincena, Muguruza se había restablecido como una de las principales amenazas, volviendo a la final de un Grand Slam por primera vez desde 2017. En el camino, derribó a la cabeza de serie número 5 Elina Svitolina, a la número 9 Kiki Bertens , y a la No.4 Simona Halep, todo en dos sets.

 

Después de alcanzar cuartos de final consecutivos en Dubai y Doha, Muguruza regresó a su casa en Suiza, ya que la gira se suspendió debido a las preocupaciones de COVID-19.

La española ha hecho todo menos menos quedarse quieta durante su tiempo libre, lanzándose a cosas más creativas con la misma tenacidad que dedica al tenis. Muguruza se ha convertido en una fuerza creciente en TikTok, asumiendo varios desafíos de baile viral y mostrando su ritmo.

 

Muguruza también escribió una columna conmovedora para Vogue España, donde relató su experiencia en cuarentena. Fue la primera experiencia de la jugadora escribiendo un artículo, y abordó preguntas sobre su identidad y sus objetivos futuros fuera del tenis.

Pero el tenis sigue siendo la prioridad número uno de Muguruza, y ella volvió rápidamente a entrenar en las pistas de  Ginebra una vez que se permitió.  Y también ha tenido un compañero de entreno superior, con la estrella suiza de la ATP Stan Wawrinka uniéndose a ella en ocasiones.

 

Ahora que Muguruza ha reunido a su equipo, el entrenamiento continúa en serio mientras  la española se prepara para volver a la competición de la WTA.

Mira el calendario provisional aquí , y mantente atento para obtener más información sobre más jugadoras destacadas en la Porsche Race a Shenzhen.

 

Watch now: Tennis United Episode 15

Tennis United