Julia Goerges superó a una decidida Natalia Vikhlyantseva en las semifinales de la Kremlin Cup para alcanzar su cuarta final de individuales en la WTA de 2017.
WTA Staff
October 20, 2017

MOSCÚ, Rusia - Julia Goerges tendrá una cuarta oportunidad para ganar un trofeo en individuales esta temporada.

La alemana séptima cabeza de serie superó un gran esfuerzo de la rusa Natalia Vikhlyantseva, de 20 años, en las semifinales de la Kremlin Cup el viernes, triunfando por 6-2, 2-6, 7-5 en casi dos horas para alcanzar su cuarta final WTA de la temporada.

El primer encuentro entre las dos jugadoras parecía tener una conclusión prematura en la ofensiva, ya que Vikhlyantseva tuvo problemas con una lesión en la muñeca al principio del primer set. Pero la rusa luchó hasta el final, sucumbiendo solo después de un tercer set de alta calidad.

Sin embargo la alemana de 28 años, triunfó al final, ya que su juego agresivo con 34 ganadores la empujó más allá de los servicios fuertes de su rival rusa y de sus excelentes reveses. Goerges disparó 8 aces para ayudarla a cruzar la línea de meta, poniendo fin a las  esperanzas del público de disfrutar de una final rusa en Moscú.

Fue todo Goerges en el primer set desde el principio. La alemana rompió a Vikhlyantseva en el primer juego del partido cuando una de sus poderosas derechas topó con la red y fue un ganador en pelota de break.

Sirviendo en 4-2, Vikhlyantseva cometió un error de derecha en el primer punto del juego, y luego se sentó de inmediato en su silla, llamando a la fisioterapeuta. La rusa estuvo muy emotiva al recibir tratamiento en la muñeca derecha. Terminó el juego perdiendo su saque y parecía que no podría continuar.

Las cosas se pusieron más negras para la rusa después de que Goerges tuvo una ventaja de 6-2, al rematar el set cuando Vikhlyantseva conectó un servicio de revés a la red. Goerges ganó el 80 por ciento de sus puntos de servicio en el primer set.

Pero la joven rusa se recuperó de la derrota del set y la lesión, y las cosas dieron un drástico giro en el segundo set. La cantidad de errores no forzados de la raqueta de Goerges aumentó dramáticamente, y Vikhlyantseva mejoró en la eficacia de su revés ya sólido.

Goerges  perdió su saque en el 1-0, y luego no pudo tener una pelota de break en ningún juego de servicio de Vikhlyantseva el resto del set. Perdiendo por 5-2, Goerges golpeó dos errores de derecha consecutivos para ceder el set a la heroína de la nación local, y el partido sorprendentemente se igualó.

Goerges aumentó su servicio heroico en el set decisivo. Ella no perdió un punto en sus primeros tres juegos de servicio, y finalmente ganó 14 puntos consecutivos en su servicio para comenzar el set. Sin embargo, Vikhlyantseva también estuvo ordenada en su servicio y, a pesar de la perfección temprana de Goerges en el servicio, el conjunto progresó a 3-3.

 

La No. 27 de mundo finalmente pudo leer el servicio de Vikhlyantseva en 3-3, y, pelota de break, Goerges forzó un error de la rusa debido a una fuerte derecha para reclamar la primera ventaja del set.

Pero, sacando para el partido en 5-4, y habiendo ganado 16 de los últimos 17 puntos en su servicio, Goerges inexplicablemente flaqueó. Un resto impecable de Vikhlyantseva fue demasiado para que Goerges tuviera respuesta, dando el punto de break a la rusa, la cual aprovechó para igualar nuevamente el set a 5-5.

Eso, sin embargo, fue la última oportunidad para Vikhlyantseva. Perdió su saque en blanco. Lo que dio a Goerges una segunda ocasión para sacar para un puesto en la final. La cabeza de serie número 7 no desperdiciaría otra oportunidad, y su destreza en el servicio volvió en el momento justo. Dos aces consecutivos cerraron el partido.

Goerges tendrá que vencer a otra rusa de 20 años si quiere ganar este título Premier. Ella enfrentará a Daria Kasatkina en el partido por la final, después de que Kasatkina derrotara a Irina-Camelia Begu en la semifinal anterior el viernes.