Ekaterina Makarova anotó a 30 ganadores en camino a su victoria ante la cabeza de serie No. 7 Agnieszka Radwanska, el martes en el Porsche Tennis Grand Prix.
WTA Staff

STUTTGART, Alemania - Ekaterina Makarova anotó su tercera victoria en nueve encuentros de su carrera contra Agnieszka Radwanska para derrotar a la cabeza de serie No.7, 6-2, 6-4 en la primera ronda del Porsche Tennis Grand Prix.

En el primer encuentro de la pareja en tierra, Makarova duplicó los ganadores que fueron 30 por los 15 de Radwanska, y registró un diferencial positivo de ganadores por errores no forzados, 30-21.

"Fue un partido muy duro", dijo Makarova, en la pista. "Estoy tan feliz de haber jugado un buen tenis hoy y de haber ganado. Traté de olvidar [que he perdido] [contra ella] y traté de recordar cómo la derroté".

Makarova, que se enfrentó a 0-40 por el partido, utilizó un gran servicio para salvar un total de cuatro pelotas de break en el juego final y aprovechó su primera pelota de partido para anotar su primera victoria contra Radwanska desde 2014.

La No.43 del mundo registró su tercer triunfo contra una oponente Top 10 en 2017, y rompió el saque en el primer juego antes de sellar un segundo break en el séptimo camino a embolsarse el primer set. La rusa ganó el 50 por ciento de los puntos restando ante el saque de Radwanska en el primer set, que rompió una racha de seis victorias de la No.8 del mundo contra ella.

"Sin duda necesito entrenar más y más partidos en tierra", dijo Radwanska. "La condición física y cómo te mueves en la pista es muy importante aquí [ha sido] un comienzo difícil para la temporada, no tuve los resultados que quería tener. Sólo tengo que esperar mi tiempo, mi ritmo y hacer mi trabajo".

El segundo set comenzó con 5 breaks seguidos por parte de cada jugadora, antes de que Makarova pusiera orden y mantuviese su saque a 15 para liderar 4-2.

Radwanska hizo un último empujón en el segundo set, y la cabeza de serie No.7 usó su astucia para salir de un agujero de 0-40 en saque en el séptimo juego, pero fue incapaz de conseguir el set decisivo que necesitaba antes del final del encuentro de una hora, 29 minutos.

"Es necesario prepararse para esta superficie, acostumbrarse a ella...para que puedas sentir tu juego de nuevo", agregó Makarova después de su primer partido en tierra esta temporada. "Puedes jugar un montón de golpes y yo estaba jugando todos, así que estoy muy contenta con mi juego”.