La No.1 francesa Kristina Mladenovic llegó a su primer cuartos de final de Roland Garros, poniendo fin al reinado de la campeona de 2016 Garbiñe Muguruza en tres titánicos sets.
WTA Staff

ROLAND GARROS, París- La campaña del Abierto de Francia de Mladenovic casi terminó antes de que comenzara cuando ella se lesionó su espalda antes de su partido de primera ronda contra Jennifer Brady. La favorita de la ciudad natal sobrevivió y sólo se ha visto más fuerte desde ese comienzo dudoso, mostrando el tipo de forma que le ayudó a alcanzar finales consecutivas en el Porsche Grand Prix de Tenis y en el Mutua Madrid Open.

Muguruza, por el contrario, disfrutó de un arranque más fuerte de lo que muchos creían posible dado su difícil cuadro. Superando a la campeona de 2010 y vengando una derrota de Stuttgart ante Anett Kontaveit en tres sets, la campeona defensora parecía que estaba encontrando su forma antes de su primer encuentro con Mladenovic desde 2015.

La francesa ganó ese partido en un par de tie-breaks hace dos años, y fue aún más enfática para iniciar su encuentro en la pista Suzanne Lenglen, saliendo a una ventaja de doble break y cerrando el set con algunos valientes golpes de derecha.

Muguruza revirtió la tendencia con una ventaja de 4-1 por su cuenta para iniciar el segundo set, impidiendo una oleada tardía de Mladenovic para romper una vez más e igualar el partido.

Sin inmutarse, Mladenovic siguió atrayendo a su público con un tenis brillante, rompiendo el saque para dar inicio al decisivo y aguantando varios juegos difíciles que siguieron. En el cambio menos dramático del partido, la cabeza de serie No. 13 dominó los dos juegos finales para conseguir su plaza en los cuartos de final después de poco menos de dos horas en la pista.

En total, Muguruza golpeó un ganador más (24 a 23), pero cuatro errores más (34 a 29), incluyendo varios de posiciones ganadoras en el intercambio.

"Realmente no pude encontrar mi juego, pero no creo que haya hecho algo malo ahí afuera", dijo Muguruza después del partido. "Sabes, creo que fue de su lado, y eso es todo. Había algunos puntos que ella jugó bien al final del partido, y eso fue todo".

A continuación, la estrella francesa se medirá a la semifinalista de 2015 Timea Bacsinszky, quien derrotó  la finalista de 2002 y ex No. 1 del mundo Venus Williams en tres sets.