La ex número 1 del mundo, Maria Sharapova, salió decepcionada, pero no se desanimó después de caer en la primera ronda del US Open
WTA Staff
August 27, 2019

NUEVA YORK, NY, EE. UU. - Maria Sharapova levantó el trofeo del US Open en 2006, y a pesar de una derrota por 6-1, 6-1 ante la 23 veces campeona de Grand Slam Serena Williams, la ex No. 1 del mundo sigue siendo optimista de que ella tiene espacio para crecer después de que una lesión en el hombro atrofió su temporada.

GALERÍA: Registro de rivalidad - Serena Williams vs Maria Sharapova

"No es un camino fácil", dijo el lunes por la noche. "Nunca ha sido así. Pero pasé por una operación de hombro hace unos cuatro meses. Encontrarme jugando en un partido nocturno en el US Open con personas entusiasmadas con el enfrentamiento, es un gran asunto. Tengo la suerte de ser parte de eso”.

No es el primer cuadro difícil al que se ha enfrentado en el US Open en los últimos tiempos. Jugando su primer Grand Slam desde el Abierto de Australia 2016, quedó sorteada con la No. 2 del mundo Simona Halep en la primera ronda, ganando un dramático partido a tres sets en camino a la segunda ronda.

 

"Gané ese partido en una larga batalla", recordó Sharapova. "Luego jugué otros partidos físicos, que terminaron pasándome factura más tarde en el torneo".

"Es difícil cuando no juegas mucho, luego te enfrentas a oponentes más duras. No superas eso, y es una batalla cuesta arriba".

Comenzando la temporada 2019 con otro duro cuadro, Sharapova destronó a la campeona del Abierto de Australia Caroline Wozniacki, solo para caer en la cuarta ronda ante la futura número 1 del mundo Ashleigh Barty y perder gran parte de los próximos seis meses, incluido Roland Garros, debido a una lesión en el hombro. Un problema en el antebrazo la obligó a retirarse de la primera ronda de Wimbledon, pero la rusa admitió que el hombro sigue siendo el problema físico más crucial.

"Puedes hacer todo el trabajo del mundo, pero si no puedes salir y golpear los servicios, es bastante difícil. Ese ha sido mi mayor desafío".

"Después del largo partido contra Kontaveit, tuve problemas con mi hombro durante una semana más o menos. Intenté volver a encarrilar eso. Creo que pegué más de 200 servicios en ese partido. Eso fue mucho en comparación con lo que hice en los entrenos. Tengo que tener en cuenta el calendario. Tengo que ser inteligente, pero realmente quiero jugar lo más que pueda hasta fin de año".
Maria Sharapova

En busca de nuevas soluciones, se fue a entrenar después de Wimbledon en la academia del entrenador Riccardo Piatti, y perdió un tenso partido a tres sets ante Anett Kontaveit en la Rogers Cup, un partido que hace que Sharapova sea cautelosa para planificar un calendario de swing asiático excesivamente ambicioso.

"Después del largo partido contra Kontaveit, tuve problemas con hombro durante una semana más o menos. Intenté volver a encarrilar eso. Creo que pegué más de 200 servicios en ese partido. Eso fue mucho en comparación con lo que hice en los entrenos.

"Tengo que ser inteligente, pero realmente quiero jugar todo lo que pueda hasta fin de año".

Aunque su US Open ya ha llegado a su fin, Sharapova hizo caso omiso de las preguntas sobre si su carrera continuará, junto con otras sobre su motivación para continuar ante los crecientes obstáculos.

"La conclusión es que creo en mi habilidad. Puedes darme por perdida. Hay muchas personas que pueden darme por perdida, especialmente después de caer 6-1, 6-1 en la primera ronda del US Open".

"Mientras no sea la persona que está dentro de ti, estarás bien".