La lucky loser Ons Jabeur ha hecho historia en París, convirtiéndose en la primera mujer árabe en alcanzar la tercera ronda del Grand Slam al vencer a la cabeza de serie No.6 Dominika Cibulkova en el Abierto de Francia.
WTA Staff

PARIS (Francia) - La estrella tunecina Ons Jabeur hizo su ascenso profesional el miércoles por la noche, convirtiéndose en la primera mujer árabe en llegar a la tercera ronda de un torneo de individuales de Grand Slam al derrotar a la campeona de las Finales WTA BNP Paribas Singapur presentadas por SC Global Dominika Cibulkova 6-4, 6-3.

"Estoy muy feliz", dijo a la prensa después del partido. "He jugado muy bien desde el comienzo del año, y no veo por qué no debo seguir haciendo lo mejor de lo he que lo he estado haciendo. He estado trabajando muy duro y es hora de hacer el trabajo en la pista y demostrar que puedo ser una de las mejores".

 

La campeona junior del Abierto de Francia 2011 también se convirtió en la primer lucky loser en llegar a la tercera ronda de Roland Garros desde que Gloria Pizzichini logró esa hazaña en 1996.

¡Ya me había olvidado de ser una lucky loser!

Jabeur estuvo a punto de salir del torneo cuando perdió en tres sets ante Miyu Kato en la ronda final de la fase previa, pero ha aprovechado su segunda oportunidad para hacer historia en un Grand Slam. Ella comenzó la quincena con una victoria sobre Ana Bodgan, no sólo ganando su primer partido de cuadro principal en un Slam, sino también con la oportunidad de jugar su partido de segunda ronda con una Cibulkova en apuros, que llegó a París sin ganar partidos consecutivos en tierra batida roja.
 

Aún así, la eslovaca apareció imperiosa en su primera ronda contra Lara Arruabarrena, y estaba en camino para un break en el primer set antes de que Jabeur atacase con fuerza, ganando los últimos tres juegos para ponerse a seis juegos de la mayor victoria de su carrera.

"No fue una presión para mí. Cada vez que juego ante una jugadora, como, mejor clasificada que yo, especialmente Top 10, no hay presión. Me gusta enseñar lo que puedo hacer y mostrar mis dejadas.

"Así que fue un partido increíble para mí, creo que jugué muy bien, e hice los golpes necesarios en este partido.

 

Después de un break en el segundo set, Jabeur luchó para ganar los últimos cinco juegos y asegurarse la victoria después de 85 minutos en la pista Suzanne Lenglen.

"Durante el primer set, estaba realmente bien centrada,  no sabía cómo era el marcador, para mí lo que era muy importante era tener un saque ganador, mantener mi enfoque y después de ganar el primer set pensé, ‘aguanta'.

"Entonces, cuando ella estaba arriba 3-1, pensé, 'Ten cuidado, ella no debe ganar su servicio ahora mismo. Tengo que hacer mejor y más. Después de esto, pensé: "Ella está perdiendo su confianza, es cuando tienes que poner más presión".

La jugadora de 22 años mostró un toque impecable en todas partes, golpeando un montón de dejadas para añadir hasta 30 ganadores y sólo 17 errores no forzados y rompió el saque cuatro veces para reservar un encuentro de tercera ronda con la semifinalista de 2015 Timea Bacsinszky.

"Las dejadas son parte de mi juego. A veces no quiero hacerlas, pero es sólo mi mano. No puedo controlarlo.

"Pero es asombroso hoy porque incluso cuando hice remonté cuando era 3-3 o 40-15 y acabé de hacer esto, y fue una muy buena dejada. Cada vez que va bien, tengo más confianza para hazlo otra vez".

 

Bacsinszky ha sido aún más increíble en París, perdiendo sólo dos juegos contra la estadounidense Madison Brengle para ponerse a una victoria de una tercera temporada consecutiva en la segunda semana.

"También me quede hoy un poco impresionada", dijo ella de su forma. "Estaba un poco ansiosa porque vi el resultado de mi oponente, tenía una increíble racha de victorias en tierra, aunque la tierra americana no es exactamente la misma.

"A pesar de todo, es bastante impresionante ganar dos partidos, sin importar el nivel, realmente respeto eso, cuando ella venció a Goerges, yo estaba pensando, 'Wow, Goerges es más una jugador de tierra, yo habría pensado que Goerges habría ganado el partido, yo estaba muy consciente entonces de que podía jugar muy bien en tierra.

"No la subestimé en absoluto, y empecé con la táctica que tuve, durante diez partidos seguidos creo que funcionó bien, al final acabé jugando un gran partido".