Carlos Martínez, entrenador de Svetlana Kuznetsova, analiza el choque de cuartos de final frente a Garbiñe Muguruza
WTA Staff

LONDRES, Gran Bretaña - Es el choque frontal de dos dinámicas ganadoras. Dos jugadoras que rebosan confianza, ubicadas en una posición privilegiada para soñar con alcanzar grandes cotas en esta edición de Wimbledon. Por un lado Garbiñe Muguruza, que llega a los cuartos de final, después de remontar ante la número uno del mundo, Angelique Kerber, y por otro, Svetlana Kuznetsova, que diez años más tarde vuelve a abrirse paso entre las ocho mejores raquetas del Grand Slam británico, sin haberse dejado un solo set por el camino.

Para pisar de nuevo los cuartos de final –algo que ya había logrado antes en 2007, 2005 y 2003 en el All England Club– la rusa apenas necesitó una hora y media para dejar fuera a la novena favorita, Agniezska Radwanska. “Estuvo muy seria y concentrada. Radwanska es siempre una jugadora incómoda, pero desde el principio Sveta salió con las ideas muy claras, muy concentrada y jugando a un buen nivel como durante el resto de la semana. Está convencida y cómoda en hierba”, señala su entrenador, el español Carlos Martínez.

Kuznetsova apenas ha sufrido para presentarse en cuartos de final. Únicamente Ekaterina Makarova pudo arrebatarle cinco juegos en una misma manga en la segunda ronda. El resto de sets han sido demoledores: 6-3, 6-2, 6-0, 6-4, 6-0, 6-2 y 6-4. Un cartel imponente antes de enfrentarse a la finalista en Wimbledon hace dos temporadas. “A Garbiñe la conocemos bien y sabemos que será un partido muy difícil. Ella ya jugó una final aquí´en 2015, con lo cual sabe bien cómo hay que jugar en hierba”, advierte el coach de la rusa.

“Encaramos el partido sin ningún tipo de presión. Sveta ha hecho un buen torneo. Sólo tiene que dar el máximo”

“Pero Sveta llega en un buen momento. Está con confianza, después de ganar varios partidos”, continúa. Esos partidos han dejado como víctimas a Ons Jabeur, Ekaterina Makarova, Polona Hercog y la propia Radwanska. Pero ante la cabeza de serie No. 14 subirá el nivel. Y el equipo de la moscovita lo sabe bien: “Prepararemos bien el encuentro ante Muguruza a nivel táctico y técnico. Creo que si juega a buen nivel, tendrá sus opciones”.

En Wimbledon, Garbiñe y Kuznetsova cruzarán sus raquetas por segunda vez esta temporada. Ya lo hicieron antes en Brisbane y la balanza se decantó del lado de la española. No obstante, Muguruza domina el cara a cara con tres victorias en cuatro enfrentamientos cara a cara, aunque nunca han medido sus fuerzas en césped. “¿Las claves? Dependerá de si Sveta se encuentra tranquila y puede desarrollar el juego que ella tiene. También de cómo lo encare Garbiñe. Creo que las dos tienen bueno nivel y, a priori, es un partido al 50% de opciones para ambas”, radiografía Martínez.

Antes de saltar a la Pista 1 este martes (1:00 pm), el entrenador español dará una última consigna a su pupila: “Le transmitiré confianza. No tenemos nada que perder. Tiene que ser ella misma y disfrutar, porque cuando se siente bien en la pista es cuando tiene más opciones de ganar”, explica. “Encaramos el partido sin ningún tipo de presión, sin obligación. Ha hecho un buen torneo. Sólo tiene que dar el máximo”. Así saldrá Kuznetsova a la pista, sin nada que perder y con mucho que ganar.