La actual campeona de Wimbledon, Simona Halep, a menudo se encuentra en desacuerdo con el estado mental de Nueva York del US Open, pero la ex No.1 del mundo está decidida a encontrar su ritmo en el último torneo de Grand Slam de la temporada.
WTA Staff
August 24, 2019

NUEVA YORK, NY, EE. UU. - Tu primer amor no siempre es tu alma gemela, y aunque el US Open fue el primer torneo de Grand Slam en el que Simona Halep alcanzó la segunda semana, ahora es su Slam menos exitoso.

GALERÍA: Ascendencia estadounidense - 20 años de campeonas del US Open

Para la actual campeona de Wimbledon, ganador ade Roland Garros 2018 y subcampeona del  Abierto de Australia, "menos exitoso" es innegablemente relativo, y la rumana ha llegado a las semifinales en Flushing Meadows, en 2015, derrotando a su ex ex número 1 del mundo Victoria Azarenka en el camino. Pero después perder de forma consecutiva en la primera ronda, Halep admite que el escenario no es ideal para su espíritu tranquilo.

"Es un poco demasiado para mí", dijo durante el US Open Media Day el viernes. "Pero me estoy acostumbrando cada vez más. Trato de adaptarme lo más posible a este ambiente.  Es ruidoso y diferente. Hay mucha gente por todos sitios".

"Me gusta, pero como espectador. Como jugadora, es un poco más difícil para mí, pero año tras año estoy mejorando. Así que tengo que trabajar para mejorar más".

La cabeza de serie número 4, que tiene la oportunidad de reclamar el ranking número 1 que tuvo que comenzar la temporada en este torneo, ha estado en el centro del espectáculo del US Open en los últimos tiempos. Jugó un emocionante cuarto de final de tres sets contra Serena Williams bajo las luces del Estadio Arthur Ashe para respaldar su carrera semifinal.

En 2017, se enfrentó a la cinco veces campeona de Grand Slam Maria Sharapova en la primera ronda en lo que se convirtió en un partido clásico. Un año después de esa estrecha derrota, abrió el nuevo estadio Louis Armstrong, solo para caer ante otra ex jugadora del Top 20, la siempre peligrosa Kaia Kanepi.

"Nunca se sabe qué esperar. Todo lo que sucede durante un partido aquí es un poco diferente, y es mucho para mí. Espero que algún día pueda estar completamente relajada cuando juegue un partido".

Si alguna vez hubo un momento en que Halep pudo sentir paz en la costa este, es ahora, haber capturado enfáticamente un segundo título importante en el All England Club, posiblemente la antítesis del Centro Nacional de Tenis Billie Jean King de la USTA.

Simona Halep, US Open

"La presión de hacer algo especial, se ha ido. Ahora lo que viene, viene como una bonificación. Todavía estoy trabajando, todavía estoy motivada para ganar títulos. Ahora comencé a sentir más y más que soy capaz de hacer eso, así que mi confianza es muy alta, pero no significa que esta semana voy a ser la misma.

"No quiero poner expectativas, como expectativas claras sobre mí misma. Solo quiero aprovecharme día a día y ver qué tan buena puedo ser en cada torneo".

A punto de empezar contra una jugadora de la previa o una lucky loser, con una cuarta ronda proyectada contra jugadoras como la dos veces finalista del US Open Caroline Wozniacki o la campeona de la Rogers Cup Bianca Andreescu, Halep espera que una rutina estricta ayude a combatir el ambiente a menudo impredecible de Nueva York.

"Estoy tratando de mantener mi ritmo. Tengo mis restaurantes donde voy. Fui a Central Park solo para relajarme. Estoy haciendo cosas fáciles para mantener el ritmo, para obtener el ritmo que necesito.”