Alison van Uytvanck derrotó a la cabeza de serie No.1 Dominika Cibulkova, en un largo encuentro para ganar el Hungarina Ladies Open para el segundo título de su carrera.
WTA Staff
February 25, 2018

BUDAPEST, Hungría - La belga Alison van Uytvanck obtuvo su segundo título WTA de singles el domingo ene en Hungarian Ladies Open, superando a la cabeza de serie No. 1 Dominika Cibulkova de Eslovaquia, 6-3, 3-6, 7-5, en un emocionante partido de una hora y 11 minutos.

Se habían enfrentado sólo una vez antes con Cibulkova ganando por 3-6, 6-3, 8-6 en otro durísimo partido en la primera ronda de Wimbledon en 2014. Pero fue el belga quien salió victoriosa en un partido extremadamente igualado en Budapest, con seis ases y el 73 por ciento de los puntos de su primer saque ganados.

Van Uytvanck suma este título al que ganó en la ciudad de Quebec el año pasado por su primer título WTA de individuales.

Van Uytvanck tomó la iniciativa temprano, evitando una pelota de break para mantener su saque para el  1-1, luego reclamando el primer break del partido cunado un resto fuerte de servicio en pelota de break forzó un amplio golpe de derecha de Cibulkova, para liderar 2-1.

Cibulkova tuvo cuatro oportunidades de volver a sacar con un 2-2, pero un juego agresivo de van Uytvanck detrás de un saque sólido ayudó a la belga a defenderse, y mantuvo para el 3-1. A partir de ese momento en el set inicial, van Uytvanck estaba sirviendo demasiado bien para que Cibulkova encontrara camino en los juegos de servicio del belga.

Con 5-3, Van Uytvanck restó de forma estelar que forzó una larga derecha de la eslovaca, entregando a la jugadora no cabeza de serie una pelota de break que se duplicó como punto de set Después de otro revés largo de CIbulkova, la belga se posicionó más cerca de dar la sorpresa.

Alison van Uytvanck (© Hungarian Ladies Open Facebook)

Pero las cosas cambiaron en el segundo set. Después de esquivar una pelota de break en su primer juego de servicio, lo que la habría visto caer por un set y un break, Cibulkova comenzó a dominar más en los intercambios, particularmente con su poderoso golpe de derecha.

Esa ala le daría a la eslovaca su primera ventaja del partido, cuando rompió a Van Uytvanck por 3-2 con un impresionante golpe cruzado de derecha con el que la belga apenas pudo poner su raqueta. Muchos ganadores más fuertes de ese lado siguieron para Cibulkova, y Van Uytvanck no utilizó su saque tan eficazmente en el segundo set como lo hizo en el primero.

Con una desventaja de 3-5, la belga rápidamente se quedó atrás, lo que colocó a Cibulkova con un doble set point. En el segundo, otro derechazo cruzado brillantemente golpeado forzó otro error de van Uytvanck, igualando el partido a un set cada una. De repente, el marcador comenzó a parecerse a su encuentro anterior.

Dominika Cibulkova (© Hungarian Ladies Open Facebook, Peter Zador/Peter Bor)

De todos modos, el partido progresaría casi tanto como fuera posible, ya que ambas jugadoras se negaron a ceder ni un centímetro en los primeros 10 juegos del set decisivo. Cibulkova reclamó la primera oportunidad del tercer set, cuando tuvo una pelota de break para subir 2-0, pero van Uytvanck se armó de valor y mantuvo por 1-1.

La belga volvió a tener problemas en su próximo juego de servicio, cuando otro impresionante golpe de derecha de Cibulkova estableció un triple punto de break para liderar 3-1. Pero Van Uytvanck sacó múltiples ganadores de derecha de su bolsillo para arrastrar el juego a su favor, y mantuvo con un ace para el 2-2.

Cibulkova, sin embargo, mantuvo su servicio con relativa facilidad, y como ella estaba sirviendo primero en el set, la eslovaca continuó presionando a Van Uytvanck en el decisivo. Con el servicio belga perdiendo 4-5, Cibulkova llegó a 15-30, poniéndose a dos puntos de ventaja de la victoria. Pero el extravagante juego de poder del belga le permitió mantener  una vez más, llegando a 5-5 sin tener que esquivar otra pelota de break.

La dureza mental de van Uytvanck durante el tercer set finalmente le pasó factura a Cibulkova en el 5-5, ya que la eslovaca cometió demasiados errores, incluyendo solo su segunda doble falta, y perdió su saque a 15, dando a Van Uytvanck la oportunidad de servir para el segundo título de su carrera.

Cilbulkova tuvo una última oportunidad ya que van Uytvanck sirvió para el partido, con un punto de quiebre después de un error de derecha de la belga. Pero otro gran servicio aprovechó esa oportunidad y, tras eso, un ace trajo la primera pelota de partido para la belga. Allí, la tan cacareada derecha de Cibulkova salió mal, fue larga, y le dio a Vvan Uytvanck el partido en una fuerte batalla.