Venus Williams llega a su tercera semifinal del Grand Slam del año tras una emocionante victoria de tres sets sobre Petra Kvitova en el US Open.
WTA Staff
September 6, 2017

NUEVA YORK (NY) , EE.UU- La cabeza de serie No.9, Venus Williams, ha alcanzado su tercera semifinal del Grand Slam del año tras superar en tres emocionantes sets a Petra Kvitova, 6-3, 3-6, 7-6 2).

Las dos veteranas -las únicas ex campeonas de Grand Slam que quedaron en el cuadro- tuvieron que superar una adversidad increíble para renovar su rivalidad disputada en los cuartos de final del último Grand Slam del año.

Pero tan pronto como salieron al Estadio Arthur Ashe, la buena historia del torneo se convirtió en la feroz batalla que todos habían llegado a esperar de la pareja.

"Este partido significó mucho para mí, obviamente, jugar en casa y, por supuesto, ser un Grand Slam", dijo Venus a la prensa después. "Significa mucho para ella, también, volver y ser capaz de competir en este Slam y demostrarse obviamente a sí misma que podría derrotar a cualquier cosa, no importa lo que se le arroje. Fue increíble verla brillar hoy".

Un comienzo tentativo acribillado con las primeras dobles faltas de Venus entregaron a la checa el primer break en el 2-1, pero en un partido marcado por grandes cambios del momento, la ventaja no duró por mucho tiempo. Los poderosos golpes de ambas jugadoras crearon puntos rápidos, y en muy poco tiempo Venus volvió a nivelar en 3-3.

Finalmente Venus fue a por todas, ganando 20 de los últimos 25 puntos para cerrar el set de apertura - el primer set que Kvitova ha perdido en todo el torneo.

"Este partido significó mucho para mí, jugar en casa y, por supuesto, ser un Grand Slam. Significa mucho para ella, también, volver y poder competir en este Slam..."
Venus Williams

La checa se hizo cargo de nuevo en el segundo set, consolidando un break para comenzar con una ventaja de 3-0. Un breve retraso durante el cierre del techo suspendió temporalmente su impulso, y en la reanudación Venus lanzó cada golpe que tenía a Kvitova. Pero a pesar de crear cinco oportunidades de break en todo el set, la estadounidense no pudo sacar provecho de ninguna - Kvitova puso un esfuerzo monumental para mantenerla a raya y volver de 15-40 en dos ocasiones –el partido pasó a un set decisivo.

Todos los cinco partidos anteriores de Venus y Kvitova en sus nueve años de rivalidad habían ido a tres sets - dos de ellos terminando en un tiebreak del tercer set - y este no fue diferente. Las dos negociaron breaks y sacaron todas las armas de su arsenal - el servicio de Venus estaba disparando mientras inyectaba más ritmo en sus golpes, mientras que Kvitova respondía con sus poderosos golpes de derecha.

Pero en el tiebreak fue Venus quien finalmente se adelantó y puso cierta distancia entre ella y Kvitova. Los golpes de fondo de Venus tocaron las líneas y los errores no forzados de Kvitova ayudaron a la estadounidense a cerrarlo después de dos horas y 35 minutos agotadores.

"Fue muy igualado, bastante intenso", dijo Kvitova. "Creo que el último par de juegos en el tercer set – fueron sólo unos pocos puntos. Jugamos dos horas y media, y tuve mis oportunidades, algo así. Tuve un break n el tercero, pero no fue acerca de los breaks hoy".

Venus Williams, Petra Kvitova (Getty Images)
Venus Williams- Petra Kvitova

La victoria no sólo envía a Venus en su primera semifinal del US Open desde 2010, sino que también asegura que Venus, actualmente clasificada como No.9 del mundo, también regresará tras este Slam, al Top 5 de la WTA por primera vez desde 2011. Ella podría subir tan alto como No. 2 si ella ganara el título, dependiendo de otros resultados.

Y, con Sloane Stephens esperando en las semifinales, la victoria de Venus también significa que al menos una mujer estadounidense llegará a la final. Stephens superó a Anastasija Sevastova cabeza de serie No.16 en el partido anterior para crear esta semifinal americana.

"Han sido dos grandes semanas para el tenis americano", dijo Venus. "Ver a todas las jugadoras americanas en el cuadro y todos ellos avanzando tan lejos y compitiendo tan bien.

"Todo lo que he sabido toda mi vida fueron grandes jugadoras americanas. Así que es genial ver este resurgimiento, y espero que pueda continuar. Creo que [Stephens y yo] tuvimos que pasar por un tiebreak. Creo que es una moda dramática y es genial ver a las dos pasar.