La cinco veces campeona de Wimbledon Venus Williams es la jugadora más condecorada entre las semifinalistas. Así es como construyó su leyenda en el SW19.
WTA Staff

LONDRES, Gran Bretaña - Venus Williams es leyenda viva de Wimbledon. Y sus semifinales en el vigésimo aniversario de su debut en el SW19, convirtiéndose en la jugadora de más edad en la penúltima ronda desde Martina Navratilova en 1994, no han hecho más que reforzar su status.

Aquí un repaso a sus cinco triunfos en sus veinte años de magia en el All England Club.

2000: La promesa cumple con las expectativas

Venus Williams with the Venus Rosewater Dish in 2000 (Getty)

Con 20 años, Venus se encontraba en una encrucijada. Su espectacular irrupción en el US Open de 1997 vino acompañada por una presencia confirmada en el Top 10 y constantes cuartos y semifinales de Grand Slam entre 1997 y 1998, pero su hermana pequeña le había superado en una asignatura: convertirse en campeona de Grand Slam.

En los primeros cinco meses de 2000, Venus no pudo competir por una tendinitis que afectaba a sus dos muñecas. Pero después de saltarse los torneos previos de hierba, la favorita No. 5 probó tener la habilidad de llegar a un torneo fría y marcharse con el trofeo.

Aunque fue su kryptonita en muchas ocasiones previas, Venus logró una de las mejores victorias hasta la fecha ante la número uno del mundo Martina Hingis. En semifinales le esperó nada más y nada menos que su hermana. Fue un encuentro tenso que acabó con la pequeña de Williams entre lágrimas. En la final esperaba Lindsay Davenport. Venus tenía un cara a cara desfavorable (3-9) pero eso no impidió su triunfo.

2001: Dominio confirmado

Venus Williams and Justine Henin wave to the crowd after the Wimbledon 2001 final (Getty)

Al contrario que en el año anterior, Venus llegó como máxima favorita al All England Club. Con una primera semana de total control, Williams llegó a la semifinales y final siguiendo un mismo patrón: perder el segundo set pero reaccionar con contundencia para confirmar un dominio sin igual. De nuevo, Lindsay Davenport estaba en su camino y de nuevo, fue victoria para Venus. En la ronda decisiva para el campeonato, superó a la octava favorita Justine Henin, que entonces contaba con 19 años, por 6-1, 3-6 y un poderoso 6-0.

2005: El renacimiento

Venus Williams jumps for joy with the Venus Rosewater Dish at Wimbledon 2005 (Getty)

Tras caer en las finales de 2002 y 2003 ante su hermana Serena y despedirse prematuramente en la segunda ronda de 2004, Venus pudo resarcirse. Muchos expertos no la incluían en la quiniela de potenciales ganadoras, pero demostró una vez más que los pronósticos no sirven de nada.

Venus Williams greets Lindsay Davenport at net after their epic 2005 Wimbledon final (Getty)

Entre los nombres que despidió en la edición de 2005: Marie Pierce en cuartos (6-0 y 7-6(10)), Maria Sharapova en semifinales y de nuevo, una vez más, Lindsay Davenport. Esta vez la final alcanzó niveles épicos, con Venus salvando punto de partido y remontando un encuentro para la historia: 4-6, 7-6(4) y 9-7.

2007: La veterana puede con las promesas

Marion Bartoli jokingly reaches for the Venus Rosewater Dish after losing to Venus Williams in the Wimbledon 2007 final (Getty)

En el décimo aniversario de su debut en el torneo, Venus lo celebró con su cuarto título. Su carrera se había convertido en un yo-yo por problemas físicos. En 2006 sólo pudo competir en seis torneos y acabó la temporada en el No. 46. La estadounidense pudo subir hasta el No. 31 antes del arranque de Wimbledon 2007.

Con dos de las tres primeras rondas decididas en un 7-5 de tercer set, Williams fue de menos a más en el torneo. Y cuando llegó el momento de enfrentarse a Top 10, elevó su nivel. Maria Sharapova, Svetlana Kuznetsova y Ana Ivanovic no pudieron frenar el avance de Williams a una final en la que se encontró con una Marion Bartoli que no pudo hacer nada en su primera final de Grand Slam.

2008: La revancha

Venus and Serena Williams after the 2008 Wimbledon final (Getty)

Su hermana Serena se había convertido ya en toda una leyenda del deporte. Ocho años antes, acabó entre lágrimas cuando su hermana mayor le ganó en semifinales. Pero después tuvo su recompensa. Y el destino quiso que Venus también tuviese su revancha.

La rivalidad entre las dos hermanas más famosas del tenis tuvo otro capítulo más en el All England Club. Cierto es que una victoria de cualquiera de las dos era una victoria para la familia. Pero el último hurrah en una final entre ambas sobre la hierba de Wimbledon fue para Venus: 7-5 y 6-4.