Poco después del cambio de siglo XX, el tenis femenino se presentó en tres Olimpiadas. Marguerite Broquedis, Suzanne Lenglen y Helen Wills se llevaron medallas de oro. Pasaron 64 años antes de que sucediera de nuevo, de manera espectacular con la actuación dorada de Stefanie Graf en los Juegos de Seúl de 1988.

A partir del sábado en el Ariake Tennis Forest Park de Tokio, la competición de una semana por el oro atraerá la atención del mundo. Las tres jugadoras mejor clasificadas, Ashleigh Barty, Naomi Osaka y Aryna Sabalenka, lideran un cuadro abarrotado con la intención de unirse a una historia rica y sólida.

Ha habido ocho campeonas de individuales en los juegos olímpicos modernos, y seis de ellas ascendieron al ranking número uno del mundo y ganaron múltiples Grand Slams. Graf y Justine Henin, junto con Venus y Serena Williams, Lindsay Davenport y Jennifer Capriati, todas ganaron el oro. Dos de ellas eran adolescentes y dos tenían 20 años. Elena Dementieva y, más recientemente, Monica Puig igualaron ese logro, el punto culminante de sus respectivas carreras.

"Esto es lo que estaba esperando", dijo Dementieva después de ganar hace 13 años en Beijing. “Para eso estaba trabajando. Este es el momento más importante de mi carrera, de mi vida”.

He aquí un vistazo a esas ocho ganadoras:

Stefanie Graf, Alemania Occidental, 1988

Foto por Getty Images

Graf, de 19 años, derrotó a Gabriela Sabatini 6-3, 6-3 en la final por la medalla de oro en Seúl para convertirse en la primera tenista en lograr el "Golden Slam", los cuatro Grand Slams y el oro olímpico en un año calendario. 

La presión de ganar el Grand Slam la dejó física y mentalmente cansada al entrar en el evento de otoño, pero poco a poco recuperó el ritmo.

"Estoy muy emocionada", dijo Graf en ese momento. "Es algo que no muchas personas después de mí lograrán".

Treinta y tres años después, ella sigue siendo la única.

Jennifer Capriati, Estdos Unidos, 1992

Foto por Getty Images

Capriati remontó un set en contra ante la campeona defensora Graf para ganar el oro en las pistas de tierra batida aire libre en Barcelona. Sigue siendo, a los 16 años y 4 meses, la campeona olímpica de tenis más joven de la historia.

"Me dio escalofríos", dijo Capriati. "Es increíble. Quiero decir, no puedo creerlo. Las últimas dos semanas, vi a todos los otros atletas allí arriba en el podio de la victoria y pensé, 'Guau, eso sería genial' ".

Lindsay Davenport, Estados Unidos, 1996

Foto por Getty Images

Tras vencer a su mejor amiga, Mary Joe Fernandez, en las semifinales, Davenport superó a Arantxa Sánchez Vicario en la final 7-6 (8), 6-2. Davenport, de 20 años, ganó los Juegos Olímpicos de su casa, en Atlanta.

“Definitivamente cambió mi vida”, dijo Davenport, “porque cada vez que iba a un torneo o un Slam, era, 'Bueno, ¿por qué no? Puedo hacer esto.'

"Creo que en todas las imágenes que he visto, pienso, 'Oh, Dios mío, ¿esto es real?' No podía superar ese sentimiento".

Venus Williams, Estados Unidos, 2000

Foto por Getty Images

Después de derrotar a Elena Dementieva 6-2, 6-4 para ganar su primera medalla de oro olímpica, Venus salió con su hermana Serena un día después y aseguró su segundo oro en Sídney. Los Williams prevalecieron sobre Kristie Boogert y Miriam Oremans de los Países Bajos, la primera de tres medallas de oro en dobles (antes de Beijing 2008 y Londres 2012).

Venus, de 20 años, fue la primera mujer en ganar individuales y dobles en los mismos Juegos Olímpicos desde Helen Wills en 1924. Doce años después de Venus, Serena logró la misma hazaña.

Justine Henin, Bégica, 2004

Foto por Getty Images

La belga de 22 años había estado luchando contra una enfermedad inmunológica que la dejaba sin energía y, después de pasar Wimbledon, Henin no creía que jugar en Atenas fuera posible.

"Pensé que los Juegos Olímpicos no serían para mí esta vez", dijo. "Pero luego decidí ir porque era una experiencia que quizás vives una vez".

Henin había jugado solo dos partidos en los últimos cuatro meses y estaba abajo 5-1 en el tercer set de las semifinales, pero se recuperó para derrotar a Anastasia Myskina 7-5, 5-7, 8-6. Henin venció a Amelie Mauresmo en la final.

"Después de lo que pasó en la semifinal, sentí que ya no me podía pasar nada", dijo Henin. "Estaba segura de que iba a ganar ese partido".

Elena Dementieva, Rusia, 2008

Foto por Getty Images

En su carrera de 12 años, Dementieva llegaría a las semifinales de los cuatro Grand Slams, y a las finales del Abierto de Francia y el Abierto de Estados Unidos de 2004, pero nada se compararía con su experiencia en Beijing.

Cuatro años antes, perdió en la primera ronda en Atenas, pero derrotó a su compatriota Dinara Safina 7-5, 6-3 en la final para hacerse con el oro.

"Ni siquiera puedo comparar un Grand Slam con los Juegos Olímpicos", dijo Dementieva, "es mucho más grande".

Serena Williams, Estados Unidos, 2012

Foto por Getty Images

La final terminó en 63 minutos. Serena derrotó a Maria Sharapova 6-0, 6-1 en el All England Club en Wimbledon. Fue la actuación más dominante en una final olímpica femenina.

"Oh, Dios mío, tengo el oro", dijo Serena. “Nunca he jugado mejor. Jugando contra alguien como María, tienes que dar lo mejor de ti. Lo sabía, así que era como si no tuviera nada que perder.

“Nunca esperé el oro en individuales. Estaba tan feliz con mi oro en dobles. Pensé: 'Si mi carrera ha terminado, tengo mi medalla de oro y ahora lo tengo todo' ”.

Mónica Puig, Puerto Rico, 2016

Foto por Getty Images

Ocupó el puesto número 34 del mundo, pero Puig venció a un trío campeonas de Grand Slam en su considerable estela en Río de Janeiro. Venció a Garbiñe Muguruza en los cuartos de final, a Petra Kvitova en semifinales y a Angelique Kerber, 6-4, 4-6, 6-1, en la final.

Fue la primera medalla de oro para Puerto Rico en los 68 años de historia en los Juegos Olímpicos de Verano. Puig también fue la primera mujer puertorriqueña en ganar una medalla.

“Estoy muy orgullosa de ser parte de la historia”, dijo Puig. “Todavía no me ha dado cuenta, pero soy consciente de que algún día miraré hacia atrás y quizás agregaré un poco de valor a lo que acaba de suceder".