Bienvenido a los Flashbacks del Abierto de Francia, donde wtatennis.com repasará algunas de las historias más memorables de Roland Garros de los últimos 20 años. Después de recapitular los clásicos de Charleston, los estándares de Stuttgart, los momentos mágicos de Madrid y los récords de Roma, nos dirigimos ahora a la culminación de la temporada de tierra batida en París; hoy recordamos el ascenso al No.1 del ranking de Ana Ivanovic en camino al título del Abierto de Francia en 2008.

Para más momentos clásicos, echa una vistazo a nuestros otros Flashbacks del Abierto de Francia:

1999: Stefanie Graf gana 22º y último título de Grand Slam

2001: Capriati confirma su vuelta con valiente batalla en final de récord

2003: Henin cumple altos objetivos con primera de cuatro coronas de Roland Garros

2004: Myskina hace historia, y marca inicio de dinastía rusa

2011: Li Na se convierte en primera campeona de Asia con triunfo histórico

2012: Sharapova recupera el No.1 del mundo, completa Grand Slam de Carrera en París

2014: Halep se anuncia en su camino a primera final en París

2016: Mladenovic y García deleitan a sus fans con triunfo de ensueño en Roland Garros

2017: Ostapenko gana el título de Roland Garros 2017 dejando al mundo atónito

 

Novak Djokovic & Garbiñe Muguruza join Tennis United

Trailer

EL MOMENTO: La primera experiencia de Ana Ivanovic en una final del Abierto de Francia terminó antes de que apenas comenzara.

Todavía era una ocasión histórica, con la jugadora de 19 años convirtiéndose en la primera jugadora de Serbia en llegar a una final de Grand Slam, un año antes del primer gran avance de Novak Djokovic. Pero fue la ocasión que finalmente llegó a Ivanovic en 2007: luciendo visiblemente intimidada, ganó solo tres juegos contra la número 1 del mundo, Justine Henin, cuya victoria 6-1, 6-2 le valió un tercer título consecutivo en el Abierto de Francia.

Lee más: Dabrowski da algo a cambio: 'Es importante pensar fuera de tí misma'

"Empecé a ponerme nerviosa", dijo Ivanovic a la prensa después. "No pude controlar el saque, y ella lo usó bien".

Cuando regresó a París un año después, se había establecido firmemente como una gran amenaza. La serbia había comenzado la temporada 2008 con una carrera hacia la final del Abierto de Australia, y llamó la atención en Indian Wells, donde derrotó a la número 3 del mundo Svetlana Kuznetsova en la final, así como a la número 4 del mundo Jelena Jankovic, Francesca Schiavone y Vera Zvonareva en el camino a su tercer título WTA Tier I.

 

Foto por Getty Images

Pero a medida que se acercaba el Abierto de Francia, otra historia se apoderó repentinamente del mundo del tenis: la No. 1 del mundo Henin, la favorita para ganar nuevamente en Roland Garros, anunció su retiro inmediato del deporte. También solicitó que su nombre fuera eliminado de la clasificación, creando un efecto dominó que provocó revuelo en el Top 10. Como la jugadora en segundo lugar, Maria Sharapova reemplazó a Henin por el nuevo No.1, pero la clasificación estaría en juego en Roland Garros: Ivanovic, ahora en el puesto número 2, era una de las jugadoras en disputa, pero tendría que llegar a la final nuevamente para reclamarlo.

Ivanovic se hizo un gran favor cuando aceleró por el cuadro, y no perdió un set en su camino a las semifinales, eliminando a Caroline Wozniacki en la tercera ronda antes de avisar con una victoria por 6-0, 6-0 ante Petra Cetkovska en la cuarta ronda, y superando a la cabeza de serie No. 10 Patty Schnyder en los cuartos de final.

 

Foto por Getty Images

Entre Ivanovic y su segunda final del Abierto de Francia, y la parte superior de la clasificación, había una cara muy familiar: su compañera serbia Jelena Jankovic, que estaba ansiosa por vengar su derrota en Indian Wells. Lo que estaba en juego no podría ser mayor, ya que ambas jugadoras estaban compitiendo por el No.1 del ranking, lo que convirtió a la semifinal en una batalla de muerte súbita por el primer puesto.

Fue una pelea de principio a fin, ya que Jankovic comenzó con una ventaja de 3-0 antes de que Ivanovic ganara 16 de los 18 siguientes puntos para ganar el primer set. Jankovic detuvo el impulso de su oponente con una contundente carrera de siete juegos para reclamar el segundo set y tomar una ventaja de 2-0 en el tercero. Tomando el control de partido con sus característicos gestos con el puño, Ivanovic dio la vuelta a un déficit de 4-3 con un aluvión de ganadores para reclamar la victoria, 6-4, 3-6, 6-4.

 

Foto por Getty Images

EL SIGNIFICADO: Si bien Ivanovic celebró su regreso a la final del Abierto de Francia, la noticia de que iba a convertirse en la número 1 del mundo fue recibida con incredulidad. Parecía que mientras la batalla por el número 1 había dominado los titulares en el mundo del tenis, nadie le había informado a Ivanovic que estaba a una victoria de lograrlo.

Lee más: 'Cuando te anuncian, es especial' - Svitolina en el Abierto de Francia

"Ser No.1 es un sueño hecho realidad para mí", dijo Ivanovic. "Fue una gran sorpresa porque estaba muy concentrada en el torneo. Este es un gran logro y algo de lo que estoy muy orgullosa".

“Todavía no me he dado cuenta porque no será oficial hasta el lunes. Estoy segura de que tendremos una gran celebración".

 

Foto por Getty Images

Pero antes de cualquier celebración, estaba la final, donde Ivanovic se enfrentó a la tres veces finalista de Grand Slam Dinara Safina. Después de una semifinal de montaña rusa, el partido por el título fue más sencillo, con Ivanovic ganando 6-4, 6-3 en una actuación valiente para llevarse la corona del Abierto de Francia.

En un cambio trascendental, fue la recién retirada Henin quien le entregó el trofeo a la campeona Ivanovic durante la ceremonia, un año después de derrotar a la serbia en el lugar.

"Estoy tan feliz de haber mantenido la compostura hasta el final", dijo Ivanovic. "La final del año pasado fue una gran experiencia de aprendizaje".

"Me siento muy feliz. No tengo palabras para describir eso. Ganar un Grand Slam es algo que soñé desde que era una niña pequeña, por lo que lograr ese objetivo es muy emocionante ”.

 

Foto por Getty Images

Después de su victoria en París, Ivanovic se convirtió en un pilar del Top 20, pero luchó con lesiones y con la presión de su nuevo estatus superior, así como con la mayor atención de los medios. Pasó 12 semanas en el número 1, pero no alcanzaría otro cuarto de final de Grand Slam en sus siguientes 17 participaciones. Ivanovic se retiró a finales de 2016 con 15 trofeos a su nombre.

Si bien su permanencia en la cima de la clasificación fue en última instancia breve, fue una señal de cosas más importantes para el tenis serbio: de la misma manera que la carrera de Ivanovic en 2007 a la final inspiró a Djokovic para el título en Nueva York, ahora fue el triunfo en el Abierto de Australia de 2008 de Djokovic que le dio la confianza a Ivanovic en París. Djokovic se convertiría en el número 1 mundial de ATP en 2011, y hasta ahora ha acumulado unos impresionantes 17 títulos de Grand Slam. Los amigos de la infancia se habían entrenado juntos en la misma pista de tenis improvisada en una piscina vacía cuando eran jóvenes en Belgrado, y ahora lideraban una ola serbia de talentos de tenis en ascenso.