Sorana Cirstea se adjudicó una impresionante victoria Top 5 en la tercera ronda del Abierto de China, derrotando a la No. 4 del mundo Karolina Pliskova en dos sets.
WTA Staff
October 5, 2017

BEIJING, China – La rumana Sorana Cirstea, se adjudicó su primera victoria contra una Top 5 en más de cuatro años, venciendo a la cabeza de serie No.4 checa , Karolina Pliskova, 6-1, 7-5, el jueves en la tercera ronda del Abierto de China.

"No pensé en su clasificación, sólo me concentré en mi juego de hoy", dijo Cirstea durante su conferencia de prensa después del partido. "He estado jugando bien últimamente, es sólo que probablemente los resultados no fueron tan rápidos como esperaba, pero yo estaba trabajando bien últimamente y haciendo las cosas correctas, y siempre digo que el trabajo duro tendrá sus resultados al final".

Pliskova y Cirstea habían jugado sólo una vez, con la checa superando un set en contra para hacerse con la victoria de tres sets en 2014. Pero la rumana no cabeza de serie dio la vuelta a la cosas en Beijing, ganando los últimos cinco juegos del partido para avanzar en 83 minutos.

"Mi entrenador me dijo que estaba abajo 5-2, 40-0 en el segundo set, y ni siquiera me di cuenta", exclamó Cirstea. "Estaba jugando punto por punto, trataba de no concentrarme en la puntuación, solo estaba tratando de jugar la pelota correcta en el momento adecuado".

"Y creo que para mí funcionó, porque no me presioné", continuó Cirstea. "No me sentí como si fuese una remontada porque no estaba tan consciente de la puntuación, pero definitivamente fue bueno terminar en dos sets".

Cirstea fue impresionante desde todos los rincones de la pista, incluyendo ganar casi el 70 por ciento de los puntos de su primer saque. Ninguna de las dos jugadoras fue efectiva en sus segundos servicios, pero Pliskova tuvo un día particularmente duro con su saque, con sólo el 44 por ciento de su primera entrega.

En el primer juego, Cirstea rápidamente bajó por triple pelota de break, pero utilizó el juego agresivo para alcanzar deuce. El juego pronto se convirtió en una maratón, con dos pelotas de juego por el camino antes de que Cirstea golpeó su sexto error no forzado del juego en la quinta pelota de break de Pliskova.

Cirstea dio la vuelta completamente al set después de ese juego, rompiendo de nuevo para el 1-1 en un juego en el que Pliskova ofreció tres dobles faltas. A partir de ahí, la rumana se recuperó de seis juegos consecutivos, incluyendo tres breaks de servicio de Pliskova, en camino a una ventaja de 6-1.

Cirstea sólo tuvo un error no forzado en esa racha de seis juegos, mientras que Pliskova capituló con 17 errores no forzados en el set, y no pudo ganar ninguno de sus nueve segundos puntos de servicio en el primer set.

El impulso cambió para Pliskova en el segundo set, cuando empezó a encontrar la pista con más frecuencia con sus potentes golpes de fondo. Después de mantener su saque por primera vez en el partido para liderar 1-0, Pliskova rompió para 2-0 gracias a un ganador de resto de derecha.

Cirstea consiguió poner el set de nuevo en 3-2 después de que Pliskova hiciese una doble falta en pelota de break. Pero Pliskova recuperó rápidamente el break en el juego siguiente después de que varios errores no forzados de la No. 44 del mundo le hicieran ceder su juego de servicio en blanco.

Después de que Pliskova liderase por  5-2, Cirstea parecía inquieta. Rápidamente bajó por triple pelota de break, dando a la checa tres pelotas de set, y la oportunidad de enviar el partido en un set decisivo. Sin embargo, algunos inexactos restos de Pliskova permitieron a Cirstea escapar de ese juego de servicio y obligar a Pliskova a sacar para el partido en 5-3.

Pliskova, líder de la WTA para la temporada, usó una de esas bombas para llegar a una cuarta pelota de set, pero le salió mal al golpear un error sin forzado. Pliskova entonces golpeó otra doble falta cuando estaba con una pelota de break en contra, para poner el set de nuevo en saque en 5-4.

De repente, fue Cirstea quien se mostró más confiada de las dos, prolongando puntos con un juego excepcional y desplegando su juego de poder cuando era necesario, incluyendo un ace para mantener su saque para el 5-5.

Otro error no forzado por parte de Pliskova le dio a Cirstea la oportunidad de sacar para el partido en 6-5, lo que hizo con aplomo para completar su racha de cinco juegos seguidos para dar la sorpresa.

En los cuartos de final, Cirstea jugará contra su actual pareja de dobles, la cabeza de serie No.9 letona Jelena Ostapenko, quien avanzó cuando la No.1 china Peng Shuai tuvo que retirarse debido a una lesión, mientras perdía 3-0. Ostapenko venció a Cirstea en su único partido anterior, en la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos de este año.

"Ella es una gran jugadora, ha estado jugando realmente, muy bien últimamente, especialmente aquí en Asia", dijo Cirstea, con respecto a Ostapenko. "Una vez más, tengo que traer mi mejor tenis mañana, y tratar de jugar mi juego agresivo, y al final vamos a ver quién es la mejor".