La cabeza de serie No.7, Ekaterina Makarova, superó un set en contra para alcanzar la final en el Citi Open, derrotando a Océane Dodin en la primera semifinal del día.
WTA Staff
August 7, 2017

WASHINGTON, DC, EE.UU- Ekaterina Makarova alcanzó su primera final de individuales de la WTA en más de tres años en el Citi Open el sábado, superando un set en contra para derrotar a la  cabeza de serie No. 5 Océane Dodin en la semifinal 3-6, 6-3, 6-4.

La rusa disputará su primera final de individuales desde que ganó el Abierto de Pattaya en Tailandia en 2014, mientras que ella buscará su tercer título WTA de inviduales contra la cabeza de serie No. 4 Julia Goerges, quien superó a su compatriota Andrea Petkovic 5-7, 6-4, 7-5.

 

Makarova, de 29 años, se vio obligada a volver a superar un set e contra en su segundo partido consecutivo, ya que los golpes de fondo de Dodin encontraron el objetivo con frecuencia en el primer set.

La cabeza de serie número 5 sacó dos veces para el primer set y salvó los tres puntos de break para adelantarse por un set en el primer partido de su carrera contra la dos veces semifinalista del Grand Slam.

Dodin disparó 14 ganadores, cuatro de ellos aces, sólo 12 errores no forzados, mientras Makarova estuvo cerca de ella en cada registro, con 13 ganadores y 15 errores.  Sin embargo la diferencia en el estrecho set fue la eficiencia en pelotas de break; Dodin aprovechó dos de sus tres oportunidades, mientras que Makarova no pudo aprovechar ninguna de las tres que creó.

Sin embargo, la experiencia de Makarova comenzó a apoderarse en el segundo set, y ella se puso al frente con su primer break de partido en el quinto juego.

Eso demostró ser la diferencia que se mantuvo durante casi la duración del set, ya que la cabeza de serie No.7 perdió sólo un punto en los dos próximos juegos de servicio, y se estabilizó hasta un segundo break en el noveno juego para forzar un decisivo.

La consistencia de Dodin la abandonó tanto en su juego como en el saque en el segundo set, ya que su porcentaje de primer servicio cayó del 58 al 41%, y aunque igualó a Makarova en los ganadores (nueve), produjo el doble del número de errores no forzados de la rusa a siete).

A pesar de que Dodin mantuvo el impulso creciente de Makarova para comenzar el set decisivo, salvando tres pelotas de break en su primer juego de servicio del set final, no pudo contener la cuarta oportunidad de la rusa en el sexto juego mientras avanzaba 4-2.

 

Sin embargo la francesa se defendió valerosamente en el siguiente juego, ya que salvó una pelota de juego dos pelotas de break se le escapasen, finalmente poniendo el set en saque e igualar el marcador 4-4.

Sin embargo, Makarova no iba a dejar de luchar, y produjo de su raqueta golpes decisivos cuando más los necesitaba para ganar los dos últimos juegos del partido y pasar a la final.

Ambas jugadoras llegaron a 31 ganadores en el transcurso del partido, que casi duró dos horas, pero la consistencia de Makarova ganó al final. La rusa registró un total de 32 errores no forzados en la victoria, mientras que Dodin tuvo un total de 41.