Patricia Maria Tig sin ranking, jugando su primer evento de la WTA en casi dos años, avanzó a su segunda final de la WTA de su carrera con una victoria sobre la cabeza de serie No.6 Laura Siegemund en Bucarest.
WTA Staff
July 20, 2019

BUCAREST, Rumania – El cuento de hadas de la jugadora sin ranking Patricia Maria Tig continuó el sábado en el  BRD Bucarest Open.

Tig, de 24 años de edad, derrotó a su tercera cabeza de serie de la semana, la No.6 Laura Siegemund, para alcanzar su segunda final WTA de su carrera, 6-3, 6-1.

Después de no haber jugado un evento de la WTA en más de 18 meses después de una letanía de lesiones y el nacimiento de su hija, que hizo que estuviese fuera del tenis profesional durante todo el 2018, la ex No. 38 del mundo recibió un wild card para la fase previa del  torneo, ya que actualmente no tiene un ranking de la WTA después de haber regresado al circuito de la ITF en abril.

Ella ha respondido con seis victorias consecutivas, y perdiendo solo un set en total, para alcanzar su primera final en cuatro años.

"Es muy, muy especial estar en la final en Bucarest", dijo Tig en la pista después del partido.

"Estoy realmente contenta de poder ganar este partido. Espero con ansias la final de mañana".

La rumana también derrotó a la primera cabeza de serie y a la defensora del título Anastasija Sevastova en la segunda ronda, y siguió con una victoria sobre la cabeza de serie No.8 Kristyna Pliskova en los cuartos de final.

Contra Siegemund, Tig nunca perdió el servicio, ya que salvó todos los ochos puntos de rotura a los que se enfrentó y rompió el saque de la alemana cuatro veces.

La rumana nunca fue por detrás en los 87 minutos, ya que salvó un punto de break contra ella en cada uno de sus dos primeros juegos de servicio en el partido, antes de que rompiera a Siegemund en blanco en el sexto juego del primer set.

Tig se enfrentó a todos los desafíos desde allí, ya que salvó dos pelotas de break en el último juego del primer parcial antes de sellar una ventaja de un set, y finalmente derribó la resistencia de Siegemund al ganar un cuarto juego clave del segundo set.

Inmediatamente después de romper el servicio por tercera vez, Tig salvó cuatro puntos de break para mantener 3-1, y corrió hasta el final al ganar 12 de los últimos 14 puntos.