La española vence a Jelena Ostapenko por 6-3 y 6-4 en el segundo partido del Grupo Blanco
WTA Staff
October 22, 2017

La experiencia es un grado. Y en su cuarta participación en las Finales WTA BNP Paribas 2017 Singapur presentadas por SC Global, la española Garbiñe Muruguza arrancó con autoridad. En hora y 25 minutos, la No. 2 del mundo se impuso por 6-3 y 6-4 a Jelena Ostapenko.

La vigente campeona de Roland Garros ante la reina de Wimbledon. Un duelo de ganadoras de Grand Slam, las dos en liza en Singapur. Frente a frente. El destino quiso que fuese en el grupo blanco, donde Karolina Pliskova ya arrancó con un dobles 6-2 en hora y 12 minutos ante Venus Williams.

Muguruza y Ostapenko llegaron al encuentro con grandes estadísticas acumuladas durante el año. Cuando los partidos se estiraron a tres mangas, tanto la española como la letona han tenido excelentes resultados: 16-6 en el caso de Muguruza y 19-7 en el caso de Ostapenko.

Ambas también arrancaban en Singapur con un trofeo de entrada. Garbiñe fue nombrada ‘Jugadora del año’ por sus resultados en 2017 mientras que en el caso de Jelena, el premio fue ‘Mejor Progreso’.

El primer set fue una montaña rusa en la que ambas jugadoras se encontraron muy cómodas al resto. Muguruza fue quien estuvo todo el parcial con ventaja, si bien Ostapenko iba respondiendo con breaks. La española encontró en el segundo servicio de su rival la mejor ventana, llevándose ocho de nueve puntos posibles.

A Muguruza no le tembló el pulso y tras 38 minutos de batalla, se hizo con la primera manga desde su propio servicio.

En la segunda manga, Muguruza estuvo en total control del parcial. Según las estadísticas de SAP Analytics la española decidió hacer una estrategia agresiva, realizando todos los restos dentro de la pista. Sin embargo, cuando tuvo que cerrar el encuentro con 5-2 y saque, la española dudó y Ostapenko aprovechó la oportunidad.

Salvo el susto final, la española arranca con fuerza en Singapur.