La española se medirá el martes a la checa por el liderato del Grupo Blanco
WTA Staff
October 22, 2017

Tras sumar su primera victoria en las Finales WTA BNP Paribas 2017 Singapur presentadas por SC Global, Garbiñe Muguruza se mostró satisfecha al superar un partido complicado que le permitió sumar un triunfo muy valioso en el Grupo Blanco.

“He jugado de forma inteligente”, aseguró la española. “Jugamos hace poco en Wuhan y ni yo jugué igual ni ella tampoco. Hoy mi nivel ha sido superior. He venido preparada después de lo que sentí en aquel partido. He sabido controlar mi pista, ser constante y no hacer fallos tontos”.

Muguruza se acordó del encuentro que Ostapenko le ganó hace unas semanas en China y precisamente por eso salió preparada para evitar que el encuentro se desarrollase de forma similar a entonces, trazando un plan que le funcionó a la perfección.

“Ella es una jugadora que le pega absolutamente a todo: bolas altas, bolas bajas… Toma muchos riesgos”, dijo sobre Ostapenko. “Hay momentos en los que puede hacer puntos increíbles, pero si sabes en qué momento tener una buena presencia va a fallar, puede regalar puntos. He estado sólida. Hoy no quería ser yo la que arriesgase tanto, quería que lo hiciese ella. He tenido más precaución porque sé que se las juega todas. He sabido controlarme”.

Además, Muguruza dijo que no se reconoce en Ostapenko, pese a que cuando era más joven tenía un estilo similar al de la letona, que vive todos sus partidos con una agresividad increíble.  

“Su forma de juego es muy del este”, afirmó sobre la No. 7 mundial. “Yo nunca he jugado tan a lo loco y tan plano. Quizás porque vengo de España, de esa escuela de meter la pelota”, recordó. “Mi tenis ha cambiado mucho: de ser un poco más defensiva a con el tiempo atacar. Ahora lo voy combinando”.

Ahora, la española ya empezó a pensar en su siguiente desafío, que será el partido que el próximo martes tendrá que disputar ante Karolina Pliskova, una rival que domina por 6-2 el cara a cara con la española y que el año pasado ya consiguió derrotarla en la fase de grupos de Singapur.

“Tengo a Pliskova en mi mente”, confesó Muguruza, que hace poco ganó a la No. 3 del mundo en Cincinnati. “Tengo un cara a cara complicado con ella. Cada oportunidad que tengo otra ella me gusta para probar cosas, a ver si funcionan”, siguió. “El año pasado tuve punto de partido y eso es una buena señal. Me acuerdo de ese partido, a ver si en esta ocasión va mejor”.

Por último, Muguruza valoró la importancia que tienen los detalles de cada partido en el torneo, porque el formato hace que no solo importen las victorias, sino la forma de lograrlas.