La japonesa Nao Hibino y la china Peng Shuai, segunda cabeza de serie, jugarán para ganar el segundo título de sus carreras en el Jiangxi Open.
WTA Staff
July 29, 2017

Nanchang, China - Nao Hibino dominó a la wildcard Wang Yafan por 6-0, 6-2 el sábado para llegar a la final del Jiangxi Open, después de que la  jugadora de 22 años impresionó ante la favorita del público Wang, perdiendo sólo dos juegos en 69 minutos.

Ella se unirá en la final del domingo a una jugadora casi diez años mayor que ella, la cabeza de serie No. 2 Peng Shuai que fue igualmente impresionante con una victoria por 6-0, 6-3 ante su compatriota Han Xinyun.

Después de haber sido llevada a tres sets por Zhang Kailin en la primera ronda, Hibino ha disfrutado de un camino favorable a la final, no habiendo perdido un set en tres partidos desde entonces, incluyendo una victoria sobre Kristyna Pliskova en la segunda ronda después de que la checa se viese obligada a retirarse debido a una lesión.

Hibino, que participaba en el torneo por primera vez, superó a Jin Lu y Wang en victorias consecutivas, perdiendo sólo siete juegos en el proceso.

No tuvo ningún problema en el primer set contra Wang el sábado, rompiendo a su oponente tres veces seguidas para liderar por un set ante la No. 147 del mundo.

Wang encontró un poco más de resolución en el segundo set contra un oponente clasificada 55 puntos más alta, pero no pudo detener el impulso de Hibino mientras que la japonesa avanzaba a su cuarta final de singles WTA, y primera desde perder contra shleigh Barty en el Malaysian Open en marzo.

En la segunda semifinal del día, Peng se llevó el primer set en menos de 30 minutos, pero vio a su compatriota más joven complicarle las cosas en el segundo set. Han se mantuvo en servicio durante los primeros seis juegos del set, salvando siete pelotas de break en sus juegos de primer y tercer servicio, pero Peng rompió en el séptimo juego después de que ella liderase por 0-40.

Han hizo su último esfuerzo en el octavo juego,  ya que un juego de cinco-deuce le dio tres pelotas de break en totat para volver a sacar, pero la jugadora de 27 años de edad, no fue capaz de aprovechar sus posibilidades. Peng ganó la batalla para mantener el servicio, y rápidamente construyó tres pelotas de partido, la segunda de las cuales ganó para pasar a la segunda final de su carrera en Nanchang.